Acusan a un hombre de Ohio de violar a una niña de 10 años obligada a viajar a Indiana para abortar

·4  min de lectura

Un hombre de 27 años de Columbus, Ohio, fue arrestado el 12 de julio y acusado de violar a una niña de diez (10) años cuyo caso atrajo el escrutinio internacional después de que ella viajara a Indiana para recibir servicios de aborto a raíz de la decisión de la Corte Suprema de EE.UU. de anular el fallo de Roe vs. Wade.

Según los informes, Gerson Fuentes confesó haber violado a la niña en al menos dos ocasiones, según la policía de Columbus.

La policía fue alertada de una referencia de los Servicios de Protección Infantil del condado de Franklin hecha por la madre de la niña el 22 de junio, según el testimonio durante la lectura de cargos de Fuentes el 13 de julio, según informó Columbus Dispatch.

El 30 de junio, la niña abortó en Indianápolis, Indiana.

La ley de “latidos cardiacos fetales” de Ohio, promulgada horas después del fallo de la Corte Suprema que eliminó el derecho constitucional a la atención del aborto el 24 de junio, prohíbe los abortos aproximadamente a las seis semanas de embarazo, sin excepciones por violación o incesto.

El detective de Columbus, Jeffrey Huhn, testificó que el ADN de la clínica en Indianápolis también se está analizando con muestras de Fuentes y de los hermanos de la niña.

Fuentes fue retenido con una fianza de US$2 millones y permanece en la cárcel del condado de Franklin, según los registros judiciales.

Se fijó una audiencia preliminar para el 22 de julio.

El caso fue informado por primera vez por el Indianapolis Star, que habló con la Dra. Caitlin Bernard, una obstetra y ginecóloga de Indiana que recibió una llamada de un colega en Ohio que buscaba ayuda para su paciente de 10 años tres días después de que la ley de Ohio entrara en vigor. Tenía seis semanas y tres días de embarazo, según la Dra. Bernard.

El informe provocó la indignación internacional debido a que engrandeció los innumerables impactos de gran alcance de eliminar el acceso a la atención del aborto y la atención de las sobrevivientes de violación en estados donde el aborto legal es inaccesible.

Durante un vehemente discurso en la Casa Blanca antes de firmar una orden ejecutiva sobre el acceso al aborto, el presidente Joe Biden también condenó el caso y dijo que la niña fue “violada, y con todo y el trauma, fue obligada a viajar a otro estado a las seis semanas de embarazo”.

Personalidades y medios de comunicación de derecha se apresuraron a socavar el caso, poniendo en duda la veracidad y acusando a los informes de noticias de participar en una campaña de desinformación para preservar el derecho al aborto, mientras atacaban la legitimidad de la Dra. Bernard.

El presentador de Fox News, Jesse Watters, elevó esas dudas en segmentos de horario estelar el 11 de julio.

El fiscal general republicano de Ohio, Dave Yost, quien presentó una moción para disolver la orden judicial que bloqueó la ley antiaborto del estado minutos después del fallo de la Corte Suprema, afirmó en el programa que no había “el más mínimo indicio de que esto había ocurrido allí”.

También le dijo a USA Today que es “más probable” que el caso sea un “invento”.

El consejo editorial del Wall Street Journal el 12 de julio calificó el caso como una “historia poco probable de una fuente sesgada que se ajusta perfectamente a la narrativa progresista, pero que no se puede confirmar”.

El consejo menciona al sitio web PJ Media y a su escritora Megan Fox, cuyas dudas sobre la existencia del caso se viralizaron entre los usuarios de derecha en las redes sociales.

Celebró su participación en Fox News y luego escribió que el caso “ahora debería colocarse en la categoría de engaño”.

La semana pasada, la Dra. Bernard le dijo a The Independent que la niña en el centro del caso “no está sola”.

“Estas son, desafortunadamente, las consecuencias reales de la prohibición del aborto”, dijo. “Todos los estados tienen personas embarazadas que necesitan servicios de aborto, en las circunstancias más extremas y en las circunstancias más comunes, y todos merecen tener acceso a servicios integrales de salud reproductiva en el estado en el que viven”.

En las últimas semanas, al menos tres hombres fueron acusados en casos de violación infantil, nada más en la ciudad de Revenna, Ohio. Uno de esos casos involucra violaciones que tuvieron lugar entre el 1 de enero y el 25 de junio.

En 2020, el año con los datos disponibles más recientes, se realizaron 52 abortos en Ohio a niñas menores de 15 años.

Los nombres de las víctimas se retienen en los registros, y las autoridades policiales y estatales no pueden confirmar detalles adicionales sobre tales casos sin exponer a la víctima.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.