Justicia de Bolivia aún no decide sobre libertad de empresario de EEUU

El empresario estadounidense Jacob Ostreicher aún deberá esperar por su libertad en Bolivia, donde está detenido hace 18 meses sin juicio ni sentencia, pues la justicia no definió su caso este martes en una audiencia a la que asistieron el actor Sean Penn y dos legisladores de Estados Unidos.

"Lo que me está sucediendo es un circo y deberían vender entradas para este show con un montón de malos actores", afirmó el empresario de 53 años, tras la audiencia que no resolvió su caso.

Ostreicher es acusado por abogados del gobierno y fiscales de lavar dinero del narcotráfico.

Una sala penal de la Corte de Distrito de la ciudad de Santa Cruz, al este de Bolivia, escuchó el nuevo pedido de libertad provisional planteado por la defensa del empresario, el séptimo en un año, aunque optó, tras tres horas, por derivar el caso a otro juez de menor rango.

En los próximos cinco días se deberá volver a ver la causa, que suscitó el apoyo del oscarizado actor estadounidense Sean Penn y de los congresistas del mismo país Chris Smith y Nydia Velázquez, pues Ostreicher, de 53 años, proclamó su inocencia, denunció haber sido extorsionado y su salud ha ido deteriorándose, al punto de ingresar en una clínica privada bajo una fuerte seguridad.

Sobre las presiones ilegales que sufrió, el empresario señaló que "la gente de Bolivia no ha visto nada en Bolivia, porque esto es la punta del iceberg".

"Mi cliente está en manos de quienes no definen justicia, han decidido jugar con la libertad de una persona", afirmó Jimmy Montaño, el abogado del empresario, quien dijo que Ostreicher "está muy decepcionado, no sólo por lo que se la ha hecho, sino por todos los 18 meses de su detención ilegal".

Al empresario, que hizo inversiones desde 2008 por unos 25 millones de dólares para una industria arrocera, le pidieron 50.000 dólares para liberarlo, pero él no cedió y denunció la irregularidad.

Unas ocho personas, entre abogados del gobierno, fiscales y otros funcionarios estatales están detenidas, pues el propio poder Ejecutivo descubrió que no sólo extorsionaron a Ostreicher, sino a políticos opositores e incluso delincuentes, como narcotraficantes y ladrones, para asegurarles juicios benignos.

Tras la audiencia que resultó negativa para las aspiraciones de Ostreicher, ni el actor Penn ni los congresistas, quienes llegaron por separado a Bolivia, hicieron comentario alguno, a pesar de la insistencia de la prensa local, que se apostó a las afueras de la Corte de Justicia a la espera de conocer el fallo.

Durante la sesión judicial, Ostreicher sufrió una "descompensación en su salud", dijo su abogado Montaño, aunque sin mayores consecuencias y no precisó qué tipo de afectación padeció.

Por otra parte, el abogado Montaño explicó que al no hallar justicia y de demostrar que no hay pruebas de un supuesto acto de lavado de dinero del narcotráfico, estudian acudir a un tribunal internacional.

"Así como estamos (en el proceso), vamos a analizar la posibilidad de acudir a un tribunal internacional para obtener justicia, porque aquí no la estamos viendo", señaló el letrado.

Ostreicher dijo varias veces que una empleada suya, la colombiana Claudia Liliana Rodríguez, luego detenida, lo estafó y compró unos terrenos para sembrar más arroz, que terminaron siendo de propiedad de un narcotraficante colombiano, Maximiliano Dorado, detenido en Bolivia y expulsado a Brasil en diciembre de 2010.

Tras la audiencia judicial, Ostreicher abandonó la sala judicial y volvió a una clínica donde recibe atención médica, bajo fuertes medidas de seguridad, mientras particulares lo aplaudieron, constató la AFP.

El fiscal General de la República, Ramiro Guerrero, prometió este martes que hará seguimiento personal al caso del empresario estadounidense para evitar distorsiones extrajudiciales y aseguró que se llegará "al fondo del asunto".

Guerrero también ordenó a un grupo de fiscales investigar a los involucrados en la red de extorsión denunciada por el poder Ejecutivo, mientras el ministro de Interior, Carlos Romero, aseguró que este grupo no está desmantelado.

El galardonado actor de cine de Estados Unidos Sean Penn se encuentra este martes en Bolivia para asistir a la audiencia de solicitud de libertad de su coterráneo, el empresario Jacob Ostreicher, preso 18 meses sin juicio ni sentencia, y quien denunció haber sido extorsionado, constató la AFP.

Cargando...

 

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK