El escándalo de acoso sexual que sacude a la élite de catadores de vino en EEUU

·5  min de lectura

El mundo del vino es imaginado en ocasiones como un entorno de viñedos bucólicos, bodegas de espíritu romántico y degustaciones emocionantes. Pero tiene también un lado punzante que ha sacudido al entorno de los sumilleres estadounidenses, los profesionales del vino expertos en la cata y el maridaje.

Según reportó el periódico San Francisco Chronicle, seis integrantes del capítulo estadounidense de la Court of Master Sommeliers, organización internacional dedicada a la certificación de sumilleres, serán despojados de su membresía en esa selecta entidad una vez se cumpla un proceso de audiencia y apelación.

Una persona degusta un vino. Los sumilleres son expertos en la cata y el maridaje de vino y muy conocedores sobre esa bebida. (Reuters)
Una persona degusta un vino. Los sumilleres son expertos en la cata y el maridaje de vino y muy conocedores sobre esa bebida. (Reuters)

La razón es que esos seis, y otros individuos, fueron acusados de acoso y agresión sexual por 21 mujeres ante lo cual, según indicó la propia Court of Master Sommeliers en un comunicado, se procedió en octubre de 2020 a realizar una investigación independiente cuyos resultados fueron recibidos el pasado septiembre.

Aunque no se explicita en ese comunicado qué fue lo que la investigación reveló, su reporte fue al parecer lo suficientemente contundente para que la Court of Master Sommeliers decidiera proceder a expulsar a Bob Bath, Fred Dame, Fred Dexheimer, Drew Hendricks, Joseph Linder y Matt Stamp. Y a otro individuo, Geoff Kruth, que renunció el año pasado a esa organización, se le prohibió volver a afiliarse.

Los individuos señalados son maestros sumilleres y Dame, de 68 años, ha sido incluso conocido como el “padrino del vino estadounidense” y es fundador de la propia Court of Master Sommeliers, según comentó el periódico Daily Mail.

Dame fue acusado por dos mujeres, Liz Dowty Mitchell, de 37 años y curadora del No Limit Wine Club, y Victoria James, de 30 años, directora del restaurante neoyorquino Cote. Ambas afirman que Dame les dio palmadas en el trasero durante eventos profesionales.

La situación sería, con todo, más compleja. Según The New York Times, integrantes y exmiembros de la Court of Master Sommeliers señalaron que esa organización es un “bastión de acoso y coerción sexual”, algo que dicen por largo tiempo fue sabido y tolerado por sus dirigentes.

Las acusaciones y la investigación que les siguió habrían confirmado esa situación al grado de que “lo que quedó claro de esta investigación es la necesidad de un cambio cultural sísmico en nuestra organización”, dijo Emily Wines, actual presidenta de la junta del capítulo estadounidense de la Court of Master Sommeliers.

En Twitter, la Court of Master Sommeliers pidió perdón por lo sucedido y reconoció que “le fallamos a nuestra membresía, a nuestra industria y lo más importante a las mujeres que con valentía compartieron sus historias”. Ellas son, señala esa organización, “Jane Lopes, Courtney Schiessl, Christina Chilcoat, Rachel van Til, Rania Zayyat, Ivy Anderson, Victoria James, Madeleine Thompson, Liz Dowty Mitchell, Alexandra Fox, J.R. Ayala, Courtney Keeling, Kate Ham y cualquier otra mujer que experimentó similares incidentes de acoso y violencia”.

Además, de acuerdo con el Times, las acusaciones son numerosas. Por ejemplo, 11 mujeres dijeron haber sido objeto de conductas sexuales inapropiadas de parte de Kruth y más de una docena alegaron que Dame frecuentemente realizaba tocamientos no solicitados y hacía insinuaciones sexuales.

Otros integrantes de la Court of Master Sommeliers han sido acusados también de haber tocado inapropiadamente a mujeres y también se dio el caso de que quien fue el vicepresidente de la entidad no informó que había tenido relaciones sexuales con dos mujeres que realizaban el proceso de certificación para recibir membresía en esa organización.

La Court of Master Sommeliers solo dijo que procedería a expulsar a los seis sumilleres ya citados (y a prohibir el regreso de Kruth), pero Mitchell, una de las que acusaron a Dame, dijo que está decepcionada de que otros miembros a los que también se les acusó de conductas sexuales incluso más graves no fueron señalados ni se procederá a su expulsión.

Integrantes y exintegrantes de la Court of Master Sommeliers de EEUU afirman que esa importante entidad de la industria del vino ha estado plagada de conductas inapropiadas y abusos sexuales por mucho tiempo, lo que finalmente fue denunciado por numerosas mujeres. (Getty Creative)
Integrantes y exintegrantes de la Court of Master Sommeliers de EEUU afirman que esa importante entidad de la industria del vino ha estado plagada de conductas inapropiadas y abusos sexuales por mucho tiempo, lo que finalmente fue denunciado por numerosas mujeres. (Getty Creative)

Un total de 22 miembros fueron investigados, indicó la Court of Master Sommeliers, que también dijo que varios de ellos que no serán sancionados sí se someterán “a varios niveles de educación rehabilitativa para permitirles asumir responsabilidad y luego regresar en buena condición”.

Mitchell, con todo, dijo al Times que le agobia el saber que algunos sujetos que acosaron a mujeres sumilleres seguirán siendo miembros de la Court of Master Sommeliers. “Es un sentimiento horrible cuando yo lo arriesgué todo para dar el paso y proteger a futuras integrantes… Nada me asegura que lo que pasó no se repetirá y es por eso que yo decidí actuar, para proteger a otras mujeres en el futuro. Es un sentimiento terrible, como si todo hubiese sido en vano”.

Aunque la investigación de la Court of Master Sommeliers no se ha cerrado por completo, al parecer solo se procederá al proceso de expulsión de los seis maestros sumilleres señalados y, más allá de la “educación rehabilitativa”, no habría otras acciones en contra de los miembros acusados de conductas y actos sexuales impropios.

El trago amargo en esa prestigiada organización certificadora de sumilleres, así, parece que será duradero para varias personas, con el riesgo de que, como comentó Mitchell al Times, al final no haya un avance suficiente para abatir el acoso y otros abusos sexuales en esa entidad.

La sacudida sísmica que, se mencionó, es necesaria para erradicar esas prácticas quizás estaría, en ese contexto, aún en proceso de fermentación.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.