Acnur abrirá en El Salvador una sede operativa para funciones de asistencia

Agencia EFE
·2  min de lectura

San Salvador, 16 sep (EFE).- La Agencia de la Organización de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) abrirá en El Salvador una sede operativa para brindar asistencia a personas refugiadas, solicitantes de asilo y víctimas de desplazamiento interno, informó este miércoles la Cancillería.

La anterior está plasmado en un acuerdo que la titular del Ministerio de Relaciones Exteriores, Alexandra Hill, y la jefa de la Oficina Nacional del Acnur en El Salvador, Elisa Carlaccini, firmaron este miércoles.

La Cancillería detalló que el acuerdo "posibilitará que la agencia especializada cuente con una sede en el país centroamericano para desempeñar sus funciones de protección, asistencia humanitaria y búsqueda de soluciones duraderas a favor de las personas refugiadas, solicitantes de asilo y víctimas de desplazamiento interno".

Asimismo, el convenio "facilitará las consultas bilaterales y la cooperación conjunta en la ejecución de proyectos e iniciativas que beneficien a estos grupos".

La fuente señaló que el país también se ha unido a los esfuerzos del Pacto Mundial por los Refugiados que "rige el accionar de esta oficina de Naciones Unidas y que representa la voluntad política y el empeño de la comunidad internacional en su conjunto de fortalecer la cooperación y la solidaridad con los refugiados y los países de acogida afectados".

En El Salvador, Guatemala y Honduras Guatemala el desplazamiento interno es un problema agudo y se da, principalmente, por la violencia generada por las pandillas Mara Salvatrucha (MS13) y Barrio 18.

Se estima que entre 2006 y 2016 más de 71.000 salvadoreños se han visto obligados a dejar sus hogares a causa de las actividades de las maras, pero también de los cuerpos de seguridad en conflicto con esas pandillas de crimen organizado.

En enero pasado, la Asamblea Legislativa salvadoreña aprobó una ley para la protección de los desplazados internos por las pandillas.

La nueva legislación establece como su principal fin "reconocer, garantizar y proteger los derechos fundamentales" de los desplazados y de aquellas personas que "se encuentran en riesgo de serlo".

La ley también reconoce el derecho de las víctimas a retornar a su lugar de origen, a ser protegidos contra el reclutamiento forzado por parte de las pandillas y a la reunificación familiar cuando por razón del desplazamiento se haya separado.

(c) Agencia EFE