El accidentado y difícil viaje de Zack Snyder con 'La Liga de la Justicia'

Dave Itzkoff
·13  min de lectura
El director Zack Snyder en su casa en Los Ángeles, el 9 de marzo de 2021. (Maggie Shannon/The New York Times)
El director Zack Snyder en su casa en Los Ángeles, el 9 de marzo de 2021. (Maggie Shannon/The New York Times)

Incluso las películas de superhéroes pueden tener dobles identidades.

Para la mayoría de los espectadores, “La Liga de la Justicia” es solo otra adaptación de un cómic mal concebida que llegó y se fue en 2017, una en la que héroes de DC como Batman (Ben Affleck), la Mujer Maravilla (Gal Gadot) y Aquaman (Jason Momoa) se unieron para enfrentar un enemigo intergaláctico.

Pero para los fanáticos del género, “La Liga de la Justicia” está cargada de historia: el director Zack Snyder abandonó el proyecto durante la posproducción, por lo que Joss Whedon (“Los Vengadores”), quien había venido para ayudar a reescribir el guión, quedó a cargo de completarla. El resultado fue un intento nada satisfactorio de Warner Bros. de poner en marcha su propia franquicia al estilo Marvel.

Snyder ocupa un espacio singular en el negocio de las superproducciones cinematográficas. Tras películas revolucionarias como “El amanecer de los muertos” (2004) y “300” (2007), ha sido elogiado y ridiculizado por sus obras de superhéroes abiertamente grandilocuentes como “Watchmen” (2009), “El hombre de acero” (2013) y “Batman vs. Superman: El origen de la justicia”, su enorme y brutal confrontación entre estos dos personajes, que, aunque recaudó 873 millones de dólares a nivel mundial en 2016, terminó siendo una decepción comercial y de crítica.

La producción de “La Liga de la Justicia” coincidió con un periodo trágico en la vida de Snyder; su hija Autumn se suicidó en marzo de 2017 y mientras su familia estaba de luto por ella, él intentaba terminar la película.

Hubiera sido comprensible si Snyder hubiera optado por desconocer y hacer caso omiso de “La Liga de la Justicia” por completo, pero no lo hizo. Sus seguidores y miembros del elenco impulsaron peticiones en línea y la etiqueta #ReleaseTheSnyderCut (estrenen la versión de Snyder), para alentarlo a presentar su propio montaje de la película. Finalmente, Snyder reconoció que ese proyecto existía: no era una versión terminada de la película, sino un montaje preliminar al que Warner Bros. le dio un presupuesto de alrededor de 70 millones de dólares para que fuera completado. HBO Max (que, al igual que Warner Bros., es propiedad de WarnerMedia) estrenó esta película de cuatro horas, ahora llamada “La Liga de la Justicia de Zack Snyder”, el 18 de marzo.

Un domingo por la tarde de este mes, Snyder, vestido con una camiseta blanca sencilla que dejaba al descubierto sus antebrazos muy tatuados, estaba relajado en su casa de Los Ángeles mientras hablaba en una entrevista en video. A la mitad de la conversación, su hija de 10 años, Sage, irrumpió en la habitación para jugar con la configuración del iPad de su padre. Snyder, de manera juguetona, la alejó.

Snyder, de 55 años, es a la vez autocrítico y ligeramente arrogante. A ratos infla sus propios logros y los destruye en la misma oración. Sabe que independientemente de si su versión de “La Liga de la Justicia” es alabada o destruida como la original, lo ayudará a pulir su reputación profesional.

Refiriéndose a la exorbitante duración de la película, Snyder dijo, en broma: “Es como ‘El irlandés’, pero con acción. Se podría decir eso. Es una buena reseña. También podrías decir que es ‘El padrino’ de las películas de superhéroes. Esa sería otra buena reseña”.

Ya un poco más en serio, Snyder habló de la extraña satisfacción de haber logrado estrenar la “Versión de Snyder” y lo que le costó hacerlo. “Por un lado es divertido navegar la ola de un fenómeno cultural”, dijo. “Pero por otro, es aterrador y horrible”.

Snyder dio más detalles sobre la realización de “La Liga de la Justicia de Zack Snyder”, las circunstancias que condujeron a esa versión y si el público todavía quiere ver su ambiciosa visión de estos memorables personajes. A continuación, algunos extractos editados de la conversación.

Zack Snyder (Maggie Shannon/The New York Times)
Zack Snyder (Maggie Shannon/The New York Times)

P: ¿Hubo algún momento, volviendo a “Batman vs. Superman”, en el que te diste cuenta de que estabas en la cuerda floja con Warner Bros. ?

R: Sin duda hubo un cambio en la confianza que me tenían y creo que eso siguió multiplicándose a medida que avanzamos. Tenían en sus manos una propiedad intelectual enorme y su confianza en mi visión se había deteriorado.

P: ¿Sentiste como una señal de advertencia cuando el estudio trajo a Joss Whedon para reescribir el guion?

R: Sí fue un poco una señal de alerta. Dijeron: “Creemos que será genial subirle un poco al humor y hacer algunas cosas más divertidas”. Yo les respondí algo como “Mmm, con gusto filmo una escena si tienen una buena idea”. Jugamos con varios escritores antes de que ellos se decidieran por Joss. Sin duda alguna es un guionista talentoso. Pero en realidad no le vi sentido. Y luego, cuando dije: “Renuncio, no puedo hacer esto”, sentí que ya estaban ofreciendo como voluntario a Joss para ser el “finalizador de facto”.

P: ¿Abandonaste “La Liga de la Justicia” por tu propia voluntad?

R: Absolutamente. La decisión de irme fue un 100 por ciento mía. Sabía la batalla que me esperaba con ellos. Pero mi familia me necesitaba y yo los necesitaba a ellos. Tenía problemas en casa y el hecho de luego ir a mi lugar de trabajo para lidiar con otros problemas me terminó pareciendo un abuso inaceptable para mí y mis seres queridos.

P: ¿Te preocuparon las ramificaciones a largo plazo que tu renuncia podría generar en tu relación con Warner Bros. o tu carrera?

R: Sin duda. Pero la verdad es que estaba en una situación tan desesperada, que no me importó. ¿Sabes qué?, que te vaya bien, “Liga de la Justicia”. Pensaba: “Chicos, ¿es en serio? ¿Me van a hacer pasar un mal rato? Peleemos. Vamos a pelear ahora mismo” (risas). No estaba de humor para ese tipo de cosas. Sentía que habíamos hecho un gran trabajo y que la película estaba lista, incluso la versión de 2 horas y 20 minutos a la que me había limitado el estudio.

P: ¿Cómo terminaste con una versión del director de la película?

R: Casi todas las películas que he hecho tienen una versión del director. Cuando renuncié, le dije a uno de los editores con los que trabajé (Carlos Castillón): “Edítala lo mejor que puedas y dámela”. Varios de mis amigos más cercanos que trabajaron en la película siempre decían cosas como “Oh, quizás deberíamos dejar por ahí una memoria USB para que un ‘fan’ (Snyder hace comillas en el aire) la encuentre”. Y yo les respondía: “Suena divertido, pero creo que es mejor que viva como esta cosa que nadie nunca verá”. Había perdido las ganas de pelear.

P: ¿Diste pistas sobre su existencia con la esperanza de que en algún momento fuera estrenada?

R: Más que eso, en realidad era yo divirtiéndome en (la red social) Vero con mis seguidores. ¿Llegué a pensar que existiría una versión de todo esto en la que el grito de guerra de los fanáticos fuera tan fuerte que una compañía tan grande como WarnerMedia considerara esto como una opción? Para nada. Pensé que tal vez en 10 años podría haber una versión en DVD en la que dijeran: “Oye, tal vez valga un par de dólares si arreglamos la versión de Snyder”.

P: Y ahora la misma compañía de medios con la que tuviste problemas durante “La Liga de la Justicia” —bajo una administración diferente— te está permitiendo estrenar tu versión.

R: Estoy muy agradecido, de verdad que sí. Esta película no existiría si no fuera por HBO Max; estaré por siempre agradecidos con ellos. Y la experiencia visual sigue teniendo una calidad enormemente alta. En realidad, depende de tu televisor. Tiene el mismo formato de “First Cow”. Esas dos películas comparten parte del mismo ADN, creo (risas). De hecho, en realidad me gustó “First Cow”. Me encantaría tener una doble función: primero “First Cow” y luego la versión de Snyder de “La Liga de la Justicia”.

P: ¿Ves a los héroes de DC en un nivel grandioso, como personajes de Wagner o “El señor de los anillos”?

R: Es evidente que me tomo muy en serio a estos personajes y su mitología. Quiero que se desarrollen plenamente como personajes, existiendo en ese mundo. No creo que sea “genial” divertirse a sus expensas. Tuvimos una visión, un universo entero completamente desarrollado, que realmente quisimos llevar hasta el final.

P: ¿Quisieron hacer eso para establecer un contraste intencional con lo que Marvel está haciendo en sus películas?

R: Lo supe antes de “Batman vs. Superman”, cuando hicimos “El hombre de acero”. Marvel está haciendo otra cosa. Ellos están haciendo, al más alto nivel, una popular comedia de acción con sentimientos. Y eso lo tienen perfeccionado. Realizar un esfuerzo por duplicarlo es una locura porque son demasiado buenos en eso. Lo que DC tenía era una mitología a un nivel épico y queríamos llevarlos a una odisea increíble. Francamente, yo era el único que decía eso.

P: El estreno de tu versión de “La Liga de la Justicia” trae algunos recuerdos dolorosos, pero ¿no lo estás disfrutando un poco también?

R: Solo en el sentido de que han pasado tres años y aquí estoy, estrenando una versión de 4 horas de la película. Realmente demuestra, de muchas maneras, que el consumidor no se equivoca. “No van a poder lidiar con algo que supere las dos horas, van a perder la cabeza”. La misma audiencia fue subestimada.

P: ¿Cuánto tiempo querías que durara la versión para las salas de cine de “La Liga de la Justicia”?

R: Mi opinión es que las películas debían durar unos 20 minutos más cada vez. “Batman vs. Superman” debía durar 20 minutos más que “El hombre de acero” y “La Liga de la Justicia” debía durar 20 minutos más que “Batman vs. Superman”. Cuando comencé a trabajar en ella, pensé que la película debía estar más cerca de las 3 horas. Sé que es indulgente. La verdad es que quizás existen unas 10 versiones de Snyder (existe una versión más larga que la de cuatro horas). Hay una versión de 3 horas. Una de 2 horas y 20 minutos. Creo que le mostré al estudio una versión de 2 horas y 40 minutos. Y luego le mostré cortes posteriores de 2 horas y 30 minutos, 2 horas y 28 minutos, así como de 2 horas y 22 minutos.

P: ¿Cómo terminaste con suficiente material para una película de 4 horas?

R: Lo hago en todas las películas. Tiendo a filmar mucho, pero en realidad todo está realizado de forma muy cuidadosa. No es como si solo tuviéramos una segunda cámara capturando todo. Todo está pensado de forma muy metódica. Cuando me siento a trazar la película, es diferente a la película que el estudio quiere o a la que todos conocen.

P: El actor Ray Fisher presentó algunas denuncias, en las que alega que Whedon tuvo un comportamiento abusivo con él durante el rodaje adicional de “La Liga de la Justicia”, lo que condujo a una investigación de WarnerMedia y a que otros actores decidieran compartir relatos de experiencias similares con Whedon. ¿Sabías que esto estaba pasando?

R: No en ese momento. Lo último que querían hacer era llamarme para quejarse de que estaban teniendo problemas en el rodaje. Pero en retrospectiva, ¿me siento mal de que hayan tenido que pasar por eso? Claro que sí. Son mis amigos y son actores increíbles y personas fuertes. Quiero que estén bien cuidados y en un entorno saludable. No estuve allí, así que probablemente tu opinión al respecto sea tan buena como la mía.

P: ¿Por qué básicamente terminaste la película con un final abierto que da pie a una secuela que nunca llegará?

R: Me pidieron mi versión de la película.

P: Si hubieras podido hacer más películas de “La Liga de la Justicia”, ¿qué habría pasado en ellas?

R: La destrucción de la Tierra, cuando Superman sucumbe a la antivida. Y luego Flash volvería en el tiempo para cambiar un elemento para garantizar que eso no suceda. Y luego la gran batalla en la que lo derrotamos. Cuando (el villano) Darkseid llega a la Tierra, en la película que nunca verás, los ejércitos de la Tierra se vuelven a unir, como lo hicieron antes. Esta vez habría portaviones y tipos de las Fuerzas Especiales, todos los ejércitos del mundo se unirían y los atlantes (compañeros de Aquaman) emergerían del océano y las habitantes de Temiscira (compatriotas de la Mujer Maravilla) saldrían de su isla. Ese era nuestro gran final. Pero para llegar allí hacía falta un larguísimo redoble de tambores y solo de guitarra.

P: Cuando ves lo que Marvel está haciendo en sus películas, ¿alguna vez pensaste que deberías estar haciendo algo más parecido a eso?

R: No, para nada. No sé cómo batear una pelota de otra forma que no sea la mía. Un director tiene una habilidad: su visión. Eso es todo lo que tienes. Si intentas imitar otra forma de realizar una película, estarás en un camino peligroso.

P: A pesar de que las películas de DC se han quedado con los miembros principales de tu elenco, como Gal Gadot y Jason Momoa, se están alejando de las historias que configuraron tus películas y del sentido de universo compartido que establecieron. ¿Sientes que están desmantelando tu legado?

R: Se están alejando por completo. Consideran la versión para cines de “La Liga de la Justicia” como canon. Esa es su decisión. Les deseo todo lo mejor y espero que todo eso resulte en una serie de superproducciones exitosas. Las estrellas de esas películas son mis amigos y quiero que sean prósperos y que al público les encanten.

P: ¿Crees que tu versión de “La Liga de Justicia” tenga repercusiones más amplias en la industria del cine y en los extremos al que los estudios seguirán recurriendo para satisfacer a las audiencias?

R: Este es un experimento social. Para millones de personas, será “Oh, mira, una enorme película de superhéroes” y supongo que eso está bien. Pero para una gran porción de mis fanes, esto es algo que viene hecho a la medida. (Como espectador) tienes la percepción, más que nunca, de que la película se hizo de manera singular para ti. Es la culminación de toda esta experiencia: luché y utilicé la etiqueta #ReleaseTheSnyderCut y ahora el resultado está en mi mundo, en mi computadora, en mi televisor, en mi casa. No creo que nadie pueda cuantificar todavía lo que eso significa.

P: ¿Qué harás cuando finalmente sea estrenada?

R: Tengo cita con el dentista el 18 de marzo. Así será mi día.

This article originally appeared in The New York Times.

© 2021 The New York Times Company

Si tú o alguien que conoces está considerando quitarse la vida, contacta inmediatamente con tu Línea Nacional de Prevención al Suicidio:

México: (55) 5259-8121, o visita http://www.saptel.org.mx/

EEUU: 1-800-273-TALK (8255), o visita suicidepreventionlifeline.org

Argentina: tel:135 (línea gratuita) (011)5275-1135 o visita https://www.casbuenosaires.org.ar/

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

Qué es de la vida de t.A.T.u, el dúo ruso que fue una farsa

Dua Lipa es "atacada" por fan mexicano en su visita a la CDMX

Brad Pitt está “desconsolado” por la decisión de Angelina Jolie de acusarlo de “abuso”

EN VIVO: Caitlyn Jenner confirma su participación en la temporada final de 'KUWTK'