Anuncios

"Se puede acabar con el matrimonio infantil en una generación": Michelle Obama, Amal Clooney y Melinda French Gates

Obama, Gates y Clooney en Malawi
Para Michelle Obama, Amal Clooney y Melinda French Gates, el problema del matrimonio infantil "podría resolverse mañana" si hubiera voluntad política.

Tres de las mujeres más influyentes del mundo le dijeron a la BBC que quieren poner fin al matrimonio infantil en el lapso de una generación.

Michelle Obama, Amal Clooney y Melinda French Gates anunciaron el año pasado una colaboración entre sus fundaciones para combatir el problema.

La ONU advirtió que con el ritmo actual que lleva la lucha contra el matrimonio infantil, el problema no será erradicado hasta dentro de 300 años.

Pero la ex primera dama de Estados Unidos Michelle Obama le dijo a la BBC: "Es un asunto que puede resolverse mañana".

Las tres mujeres hablaron en exclusiva con BBC 100 Mujeres durante una visita a Malawi y Sudáfrica.

linea
linea

"Lo siento", dijo Lucy, de 26 años, mientras contenía las lágrimas. "Me siento emocionada".

Lucy estaba en la biblioteca de la escuela secundaria para niñas Ludzi en la región central de Malawi.

Los agentes del servicio secreto estadounidense se encontraban afuera, bajo los flamboyanes rojos del terreno de la escuela.

Antes de que la emoción la abrumara, Lucy acababa de hablar sobre la importancia de que las niñas permanezcan en la escuela y eviten el destino de casarse con hombres mucho mayores.

Alrededor de la mesa, tres de las mujeres humanitarias más influyentes del mundo -Melinda French Gates, Amal Clooney y Michelle Obama- habían escuchado en silencio su historia.

Según la ONG Girls Not Brides, Malawi tiene una de las tasas de matrimonio infantil más altas de África oriental y meridional: el 42% de las niñas ya están casadas a los 18 años.

En el distrito de Mchinji, donde se encuentra la escuela para niñas Ludzi, se informa que el 33% de las niñas quedan embarazadas antes de cumplir los 18 años y abandonan la educación.

Lucy podría haber sido una de esas chicas. Su padre quería que dejara la escuela cuando tenía 14 años, pero ella se resistió y más tarde se convirtió en la primera niña de su pueblo en ir a la universidad.

Ahora, licenciada en educación, es líder de distrito de AGE África, una organización que ofrece becas a niñas vulnerables en Malawi, un país donde la educación secundaria no es gratuita.

Lucy fue estudiante del programa y ahora ayuda a niñas como ella.

Michelle Obama
Michelle Obama: "Me veo en las chicas por las que luchamos".

Su madre está encantada con su logro, dijo Lucy, aunque su padre no lo está tanto. Explica que él todavía se está haciendo a la idea de tener una hija independiente. Compartir todo esto la dejó abrumada.

La ex primera dama de Estados Unidos, sentada a la izquierda de Lucy, habló. "¿Le enviarías un mensaje a tu padre de mi parte? La próxima vez que lo veas, dile que Michelle y Barack Obama están muy orgullosos de ti y de la mujer en la que te has convertido".

Lucy miró hacia arriba, sonriendo. A la derecha de Lucy estaba sentada Clooney, abogada internacional de derechos humanos. "Y dile que ahora también tienes una abogada", señaló.

Después de anunciar su colaboración para combatir el matrimonio infantil el año pasado, Michelle Obama, Amal Clooney y Melinda French Gates visitaron juntas Malawi y Sudáfrica para ampliar el trabajo de las organizaciones de base que se centran en el asunto y conocer a niñas y mujeres cuyas vidas se han visto afectadas.

La organización de Obama centrada en la educación, Girls Opportunity Alliance, ya había identificado que las niñas de todo el mundo están abandonando la escuela debido al embarazo y al matrimonio adolescente.

Clooney estaba trabajando para asegurarse de que las niñas de las comunidades rurales conocieran sus derechos, y muchos de los proyectos de French Gates se habían centrado en mejorar la atención sanitaria, incluido el tratamiento para las niñas que experimentan complicaciones después de dar a luz a una edad temprana.

A todas les apasiona defender los derechos de las mujeres y las niñas, por lo que una coalición parecía lo más natural.

"Ha sido una asociación y una amistad realmente encantadora y muy orgánica entre nosotras tres", le dijo a la BBC la abogada internacional de derechos humanos Amal Clooney.

"En una de las primeras conversaciones con la Fundación Gates, dije: 'Estás trabajando en la justicia de género a escala masiva, pero prácticamente no estás usando la ley como herramienta. Estás mirando la economía, y estás mirando la salud. ¿Quizás podamos formar una asociación?'".

Melinda French Gates
Melinda French Gates cree que las mujeres trabajan naturalmente en colectivos.

French Gates afirma que trabajar juntas fue una decisión estratégica y que la superposición de áreas de especialización las haría más efectivas.

"Creo que las mujeres trabajan naturalmente en colectivos", le dijo a la BBC.

"He hablado con varias mujeres mayores que yo que llegaron a ser directoras ejecutivas o directoras financieras de su empresa. Y lamentan que no lo hayan hecho junto con otras mujeres. No impulsaron a otras mujeres junto con ellas. La generación de la que hemos sido parte (Michelle y yo tenemos esencialmente la misma edad) queríamos impulsar a otras mujeres junto con nosotras".

Según Unicef, hoy en día hay 650 millones de niñas y mujeres que se casaron antes de los 18 años, y actualmente más de 12 millones de niñas al año se casan en ceremonias legales y tradicionales en todo el mundo.

El sur de Asia y el África subsahariana tienen las tasas más altas a nivel mundial, pero esto no es solo un problema en el sur global.

Cinco estados de EE.UU. no tienen una edad mínima para contraer matrimonio siempre que los padres den su consentimiento.

Algunos países, como Malawi, tienen leyes progresistas que prohíben el matrimonio de menores de 18 años, aunque a menudo chocan con barreras culturales de larga data.

El lunes, tras la visita de las tres activistas, el presidente Lazarus Chakwera anunció más financiación para una estrategia nacional para poner fin al matrimonio infantil. Hasta ahora ha habido muy pocos seguimientos legales.

Clooney cree que la divulgación es una solución. Su programa Waging Justice for Women financia la Asociación de Abogadas de Malawi, que organiza el viaje de especialistas a comunidades rurales para buscar mujeres que necesitan ayuda.

Más del 85% de la población de Malawi vive en aldeas, ubicadas en extensiones de tierra gobernadas por jefes, en chozas bajo baobabs, a kilómetros de carreteras y electricidad.

"Formamos una red de clínicas móviles de asistencia jurídica, lo que significa literalmente que hay una furgoneta que sale con abogados, y vamos a una comunidad y les decimos a las niñas: 'Estos son tus derechos. Si necesitas un abogado, gratis, para protegerte, estamos aquí”.

"Llevamos a cabo la justicia y decimos 'llevamos a cabo' porque no se puede dar por sentado que eso va a suceder", dijo Clooney. "Hay que formar alianzas y luchar contra este tipo de injusticias con la determinación que se necesita para ganar una guerra".

Amal Clooney
Amal Clooney participó en una clínica jurídica con la abogada de derechos humanos de Malawi Chikondi Chijozi

La BBC visitó una clínica jurídica bajo una tienda de campaña improvisada en una aldea del distrito de Mchinji; había más de 1.000 asistentes, en su mayoría mujeres.

Algunas eran adolescentes embarazadas y preguntaban qué podían hacer para permanecer en la escuela después de dar a luz.

"Me veo en las chicas por las que luchamos", le dijo Obama a la BBC. "Veo a mis hijas en esas chicas".

Sin embargo, existe la preocupación de que este problema no tenga solución, al menos en el corto plazo.

En un informe de principios de este año, Unicef dijo que los matrimonios infantiles representan ahora el 19% de todos los matrimonios, frente al 23% hace 10 años.

Pero añadió que eliminar el matrimonio infantil aún podría llevar unos 300 años.

"Este es un problema urgente", dijo Obama. "No podemos darnos el lujo de ignorarlo y asumir que podemos avanzar en todas las otras grandes cosas que estamos tratando de abordar -la pobreza, el cambio climático, la guerra y el resto- a menos que estemos haciendo lo correcto para el 50% de nuestra población”.

"Es un problema que puede resolverse mañana. Si todos los líderes mundiales se unieran y lo convirtieran en una prioridad, no tomaría 300 años. Podría suceder en menos de una generación".

Michelle Obama, Amal Clooney y Melinda French Gates eligieron visitar Malawi porque cada uno de sus programas ya apoyaba proyectos en el país.

Aún se está determinando la forma que adoptará su colaboración a largo plazo, pero por ahora las mujeres dicen que respaldarán a organizaciones nacionales que han estado trabajando con las comunidades durante años.

"Las organizaciones internacionales de gran escala que se supone deberían ocuparse de esto, como el Consejo de Seguridad de la ONU, al igual que los gobiernos poderosos, no están cumpliendo", dijo Clooney.

"Por eso creo que la filantropía y los individuos tienen que desempeñar un papel más importante".

l'inea gris
l'inea gris

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!