A dos años del asesinato de Fernanda Sabalza, no hay avances de la investigación y su caso sigue impune

·7  min de lectura
A dos años del asesinato de Fernanda Sabalza, no hay avances de la investigación y su caso sigue impune
A dos años del asesinato de Fernanda Sabalza, no hay avances de la investigación y su caso sigue impune

A casi un mes de que se cumplan dos años del asesinato de la joven de 19 años, Fernanda Sabalza, ocurrido en Tlalnepantla, Estado de México, no hay ningún detenido, orden de aprehensión o línea de investigación y las autoridades no han presentado a la familia un avance concreto del caso.  

Su padre Mauricio Sabalza y los integrantes de su familia siguen lidiando con el dolor, pero a su vez, luchando para que el asesinato de Fernanda no quede impune y se castigue a los responsables. 

A Fernanda, madre de un niño de tres años y estudiante de la carrera de Pedagogía, le dispararon cuando salía de una tienda ubicada en la colonia Reyes Iztacala, en Tlalnepantla, el 20 de junio de 2020. 

Leer más | Violencia hacia mujeres se ha duplicado en siete años; alcanza máximos históricos en pandemia

Ese día por la mañana ella salió con su familia a comer y avisó que por la tarde acudiría a una fiesta con su novio Josué, de quien desde que ocurrió el feminicidio no se tuvo contacto, cambió de domicilio, cerró el negocio en el que trabajaba, no se acercó a la familia y tampoco acudió al funeral, actitud que a la familia se le hace sospechosa; legalmente no hubo una orden de aprehensión o búsqueda en su contra, fue citado a declarar al menos en tres ocasiones pero nunca se presentó. 

Un video del negocio donde ella salió muestra que Fernanda entró a la tienda acompañada de un hombre cuya identidad el padre desconoce. De acuerdo con las imágenes, aparentemente ambos se conocían, viajaban juntos en un auto y entraron a comprar. Al salir, caminaron y su acompañante se llevó la mano al pecho, hizo una seña y luego desde un vehículo le dispararon a la joven. 

Mauricio Sabalza acusa que hay irregularidades en la carpeta de investigación y que la Fiscalía del Edomex ni siquiera tenía la tecnología para desbloquear el teléfono celular de su hija. Él tuvo que contratar a peritos particulares para poder tener acceso a la información del móvil, un año después del asesinato. 

La Fiscalía del Estado de México aceptó que se tardaron mucho tiempo en desbloquear el teléfono y detalló que en octubre de 2020 solicitó a la Fiscalía General de la República (FGR) la extracción de mensajes del teléfono de Fernanda, pero la respuesta fue que “no se encontraba con las herramientas tecnológicas para ello”. 

Cuatro meses después, la Fiscalía solicitó a la Guardia Nacional su intervención para extraer la información del teléfono de la víctima; la respuesta fue que no podía atender la solicitud. La dependencia continuó haciendo solicitudes al área de informática y después intervino el perito particular, quien tampoco logró desbloquearlo en su totalidad: el móvil tenía varios bloqueos y encriptaciones y hasta noviembre de 2021 se logra acceder a la información. 

En todo este tiempo, el padre ha ido a la zona del asesinato, ha hablado con vecinos y recolectado información importante que entregó a la Fiscalía, pero nada avanza. En enero de este año el Ministerio Público le comentó que la policía de investigación que inició la carpeta ya no laboraba ahí; al pedir acceso a unos videos le dijeron que esa persona se había llevado evidencia y prometieron buscarla. 

Por estos hechos, el padre de Fernanda interpuso una denuncia contra la Policía de Investigación (PDI) por perder evidencias del caso; y también contra el Ministerio Público por no darle el debido procedimiento a la carpeta de investigación y negar que PDI le había dado evidencia, cuando había constancia de que sí se había recibido una parte. 

“No podemos con todo” 

En octubre de 2021, Mauricio se reunió con Dilcya García Espinoza de los Monteros, Fiscal General para la Atención de Delitos Vinculados a la Violencia de Género en el Edomex, ahí le expuso las pruebas que logró recabar, principalmente las que obtuvo del celular de Fernanda; le cuestionó que cómo era posible que él hubiera recabado más información que la Fiscalía, pero la respuesta de la funcionaria fue: “Usted señor tiene una carpeta y yo tengo muchas, y no podemos con todas”.

Para Mauricio, esta respuesta de las autoridades es indignante y considera que si no pueden con los casos, “lo mejor es que renuncien y dejen de simular que trabajan”. 

Las investigaciones sobre feminicidios en el Edomex son insuficientes, de acuerdo con un informe de Amnistía Internacional, quien ha documentado que se pierden evidencias, no se analizan todas las líneas de investigación posibles, no se investiga, y no se aplica correctamente la perspectiva de género. 

Las familias son revictimizadas ya que deben invertir tiempo y dinero en indagar y presionar a las autoridades para que investiguen, y además, frecuentemente son amenazadas por algunas personas responsables de los delitos y, a veces, también reciben malos tratos por parte de las autoridades.

Para Amnistía, las deficiencias en las investigaciones y la revictimización obstaculizan el proceso judicial y aumentan las probabilidades de que los casos queden impunes.

Mauricio asegura que ya tiene indicios de quienes son los presuntos asesinos y que esa información la tiene la Fiscalía, pero no han hecho nada.

“Tengo muchos datos, he recibido amenazas de que ya no rasque más y ya le pare. Creo que alguien los protege”, señala. 

La Fiscalía del Edomex dijo a Animal Político que se han logrado recabar datos importantes en la investigación y que se han informado de los avances al papá de Fernanda; indicó que la última reunión ocurrió el 4 de mayo de este año. 

Mauricio confirmó la cita y aseguró que no hubo un avance relevante sobre la investigación y que en una reunión previa se le avisó que Josué, el novio de su hija, estaba detenido por el delito de secuestro hace ya varios meses. La Fiscalía del Edomex informó que el 25 de abril se realizó una visita al penal para entrevistarlo por el caso de Fernanda pero se negó. 

Una promesa de justicia 

Desde que le avisaron sobre el caso de Fernanda hubo irregularidades ya que un elemento de la policía contestó el teléfono de su hija para informarles que ella había sido detenida por homicidio y se encontraba en el penal de Barrientos, en Tlalnepantla. Inmediatamente la familia se trasladó al lugar con un abogado y al llegar le confirmaron que su hija estaba ahí, pero no detenida, que la asesinada había sido ella. 

Para Mauricio, el asesinato de su hija fue planeado. Un día antes, Fernanda estuvo con su novio y regresó con un suéter rojo, prenda que volvió a ponerse al siguiente día. Su mamá la cuestionó por qué lo usaba si hacía mucho calor, pues eran las 3 de la tarde; ella respondió que Josué quería vérselo puesto. 

“El novio de mi hija le regaló un suéter rojo. Insistió mucho en que si podía llevarlo puesto el día en que se vieran, que le gustaría mucho verla con ese suéter”, comentó el padre de la víctima. Los familiares de Fernanda consideran que esta prenda fue un señuelo para que la identificaran y la ubicaran sus agresores. 

Mauricio le prometió a Fernanda que lucharía hasta obtener justicia y en estos casi dos años es de los pocos padres que acude a las movilizaciones feministas y del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, acuerpado por activistas, colectivas y otras madres de mujeres víctimas de feminicidios o desaparecidas. 

De quien más ha recibido apoyo, señala el papá de Fernanda, es de otras madres y contingentes quienes lo acompañan a exigir justicia; y él las acompaña a ellas. Se volvieron comunidad y un respaldo en la parte legal, psicológica y en la lucha. 

“Estoy muy agradecido con ellas. Es doloroso, en cada marcha revives lo que pasó, mucha gente no sabe lo que estamos viviendo, sentimos mucha impotencia ante la indiferencia, la falta de reacción y la burla de las autoridades, pero al verlas a tu lado marchando te sientes apoyado, nos convertimos en familia. Una familia que lamentablemente por las circunstancias cada día crece más”, dice en entrevista. 

Asegura que aunque se resuelva el caso de su hija, seguirá apoyado a otras familias, movilizándose y gritando “por su hija y por todas”. 

Fernanda cursaba el tercer semestre de la carrera de Pedagogía y trabajaba medio tiempo activando chips de compañías telefónicas; le encantaban los niños y uno de sus sueños era terminar su carrera y comprarse un departamento para vivir ahí con su hijo, que este año cumplirá 5 años. 

Mauricio asegura que la promesa que hizo hace casi dos años frente al cuerpo de Fernanda sigue en pie: “Hija, te prometo que voy a hacerte justicia”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El cargo A dos años del asesinato de Fernanda Sabalza, no hay avances de la investigación y su caso sigue impune apareció primero en Animal Político.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.