9 cosas que quizás no sabías sobre la mujer más poderosa del Imperio romano

Serie "You're dead to me" - BBC Radio 4
·5  min de lectura
"El naufragio de Agripina" de Gustave Wertheimer
"El naufragio de Agripina" de Gustave Wertheimer ilustra uno de los intentos de Nerón de deshacerse para siempre de su madre: le escribió una carta muy afectuosa invitándola a celebrar con él la fiesta de Minerva y le dio un barco diseñado para despedazarse en medio del mar.

Muchos recuerdan los nombres de los emperadores julio-claudianos, desde Augusto hasta Calígula y Nerón, pero pocos tienen presente a las mujeres que fueron vitales para el éxito (o el fracaso) de sus reinados.

La más poderosa de ellas fue Agripina la Joven.

Te tenemos 9 datos que ojalá despierten tu curiosidad sobre la vida de esta poderosa emperatriz romana que vivió entre el 15 y el 59 d.C.

1. Fue una potencia en los reinados de tres emperadores

Agripina la Joven fue una mujer muy importante en los reinados de tres de los primeros emperadores romanos.

Era hermana del emperador Calígula, esposa de Claudio y madre de Nerón.

Cada uno la honró como la mujer más importante de su reinado, y ella pudo aprovechar esto para obtener un poder sin precedentes.

2. Era descendiente de un dios

El bisabuelo de Agripina fue el primer emperador, Augusto.

Cuando Augusto murió, fue deificado por los romanos y se construyó un templo en su honor.

Los romanos le hacían sacrificios como dios con regularidad.

Para el 50 d.C., Agripina era el único descendiente que quedaba y se consideraba que por sus venas corría sangre divina.

3. Fue la primera mujer nombrada en aparecer en una moneda

Las monedas fueron una importante herramienta de propaganda en el imperio romano.

Agripina fue la primera mujer viva en ser nombrada en una moneda cuando apareció, junto a sus dos hermanas, vestida como la diosa de la libertad y la seguridad a principios del reinado de Calígula.

Durante su reinado como esposa de Claudio, fue la primera mujer romana en aparecer en el anverso de una moneda junto al emperador mismo en lugar de en el reverso.

4. Trató de derrocar a su hermano

Aunque Calígula les otorgó a ella y a sus hermanas enormes honores, fue un emperador terrible y terminó siendo el primero en ser asesinado por sus propios guardias.

Antes de morir, muchas personas intentaron derrocarlo, entre ellos Agripina y su novio.

Fueron capturados mientras aún estaban conspirando y Agripina fue exiliada a una pequeña isla como castigo.

No le fue tan mal, si consideras que su novio fue ejecutado.

5. Se casó con su tío

Después del asesinato de Calígula, Agripina regresó a Roma, donde su tío se había convertido en emperador.

Claudio era el hermano mayor de su padre, por lo que fue una sorpresa cuando Agrippina se casó con él.

Tuvieron que persuadir al Senado de que cambiara las leyes de incesto para poder casarse.

Los historiadores y los chismes de la época creían que Agripina sedujo a su tío porque rápidamente se convirtió en la emperatriz más poderosa que los romanos habían visto.

Agripina fue además la emperatriz más pública que jamás habían visto los romanos.

Se sentaba al lado de Claudio en un trono idéntico y actuaba como una política, algo muy impactante para los romanos, que no permitían que las mujeres participaran en política.

En un evento público, usó una capa militar dorada para mostrar su poder y lo poco tradicional que era.

6. Fundó su propia ciudad

Uno de los actos más significativos de Agripina como emperatriz de Roma fue fundar una ciudad en el lugar de su nacimiento.

La ciudad originalmente se llamaba Colonia Claudia Ara Agrippinensium, pero se conoció como La Colonia.

Hoy en día, es la cuarta ciudad más poblada de Alemania y conserva sus raíces romanas en su nombre: Colonia.

7. (Probablemente) asesinó a su esposo

Después de cuatro años de matrimonio, Agripina y Claudio se sintieron frustrados el uno con el otro.

Según las fuentes supervivientes, Claudio lamentó su decisión de desheredar a su propio hijo Britannicus en favor de Nerón y Agripina estaba preocupada de que perdería su posición de poder si Nerón no se convertía en el próximo emperador.

Las mismas fuentes dicen que Agripina contrató a un envenenador profesional que usó un hongo de aspecto particularmente delicioso.

Inusualmente, no hay registros sobrevivientes que digan que Claudio murió por causas naturales, así que probablemente ella lo mató.

8. Fue muy honrada

Como madre del emperador Nerón, Agripina recibió aún más honores.

Tradicionalmente, los romanos se consideraban parte de la familia de su padre y rara vez mencionaban a sus madres, pero Nerón puso inscripciones en las que declaraba que era el "hijo de Agripina".

Fue la primera y única mujer en ser honrada por un emperador de esta manera.

9. Era casi imposible de matar

A pesar de declarar con orgullo que era su hijo y de que había sido ella quien consiguió que fuera nombrado emperador, Nerón no fue un hijo muy agradecido.

Trató de obligarla a ser una madre romana más tradicional. Quería que ella se quedara en casa y usara vestidos bonitos, pero ella quería gobernar.

Después de su peor pelea, Nerón decidió que la única forma en que podría hacer lo que quería era matar a su madre.

Primero intentó envenenarla, pero ella tomaba antídotos a diario. Luego, según Suetonius, el biógrafo de Nerón, arregló todo para que el techo de su dormitorio para que se derrumbara sobre ella mientras dormía, pero le avisaron.

A continuación, trató de matarla con un bote diseñado de manera que se destrozara cuando saliera a navegar durante la celebración de la fiesta de Minerva. Desafortunadamente para Nerón, ella era una excelente nadadora y sobrevivió.

Finalmente, decidió usar un método más directo y sangriento: mandó a un soldado quien la mató a puñaladas en su dormitorio y, tras su muerte, afirmó que había sido ella quien había intentado matarlo.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.