7 obras de arte dañadas para siempre por los asaltantes en Brasilia

La pintura de un político brasileño en el Congreso fue vandalizada.
La pintura de un político brasileño en el Congreso fue vandalizada.

Cuando miles de manifestantes saquearon los edificios gubernamentales de Brasil el domingo, los líderes políticos condenaron el grave ataque al tejido democrático del país.

En oleadas de verde y amarillo, miles de simpatizantes del expresidente de extrema derecha brasileño, Jair Bolsonaro, causaron estragos en el Congreso, el Supremo Tribunal de Justicia y el Palacio de Planalto en Brasilia, dejando tras de sí una estela de destrucción.

Los tres edificios albergan una rica colección de arte, y algunas de las piezas sufrieron daños irreparables.

El gobierno del mandatario Luiz Inácio Lula da Silva lamentó la pérdida de partes clave de la colección artística, que representa un capítulo importante en su historia nacional.

Rioters invade Planalto Palace
Rioters invade Planalto Palace

"El valor de lo destruido es incalculable por la historia que contiene. La colección es un reflejo de todos los presidentes que representaron al pueblo brasileño durante este largo período que comienza con JK (Juscelino Kubitschek). Ese es su valor histórico", dijo el director de Curaduría de los Palacios Presidenciales, Rogério Carvalho.

Las obras de arte dañadas por los manifestantes incluyen:

As mulatas, de Emiliano Di Cavalcanti

Se inspeccionan daños en el cuadro de Emiliano Di Cavalcanti.
Se inspeccionan daños en el cuadro de Emiliano Di Cavalcanti.

As mulatas, una pintura de Emiliano Di Cavalcanti, fue perforada siete veces.

El gobierno dijo que valía al menos US$1,5 millones.

Bandeira do Brasil, de Jorge Eduardo

Bandeira do Brasil, una pintura de la bandera de Brasil, se exhibe en la planta baja del palacio presidencial.

La obra se encontró empapada en agua después de que los manifestantes inundaran el suelo con hidrantes contra incendios.

O Flautista, de Bruno Giorgi

La escultura de bronce, valorada en casi US$48.000, fue destruida y los pedazos quedaron esparcidos por el salón del tercer piso del palacio presidencial.

Esculturas de madera de Frans Krajcberg

Escultura de madera de Frans Krajcberg
Escultura de madera de Frans Krajcberg

Los manifestantes rompieron las ramas de madera de esta pieza y las tiraron.

El valor de la pieza se calcula en más de US$47.000.

Mesa de trabajo de Kubitscheck

Era el mueble utilizado por el presidente Juscelino Kubitscheck (1955-1960), el líder brasileño que ordenó la construcción de Brasilia.

El gobierno dijo que la mesa fue utilizada como barricada por los manifestantes. Aún no se ha realizado una evaluación de su estado general.

Mesa vitrina de Sérgio Rodrigues

La ventana de vidrio de la pantalla, que contenía información sobre el presidente en funciones, se rompió.

Reloj de Balthazar Martinot

El reloj del siglo XVII de Balthazar Martinot (1636-1714), el relojero de Luis XIV, fue un regalo de Francia al rey Joao IV, que gobernó Brasil y Portugal.

La BBC no es responsable del contenido de los sitios externos.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Solo hay dos relojes de Martinot como este en el mundo, según el gobierno brasileño.

"El otro está en exhibición en el Palacio de Versalles, pero tiene la mitad del tamaño de la pieza que fue completamente destruida por los invasores", dijo el gobierno en un comunicado.

Un especialista en arte consultado por la BBC aseguró que el daño es irreparable.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.