6 de enero: Renuncia el agente del Servicio Secreto clave para la afirmación de que Trump peleó en la limusina

·2  min de lectura

Tony Ornato, el exjefe de seguridad de la Casa Blanca de Donald Trump, ha dejado el Servicio Secreto.

“Me he retirado del Servicio Secreto de Estados Unidos después de más de 25 años de fiel servicio a mi país, incluyendo el servicio a los últimos cinco presidentes”, dijo el lunes, según informóThe New York Times.

Ornato añadió que llevaba “mucho tiempo” con la intención de retirarse, un plan que, según dijo, tenía desde hace más de un año.

El agente se convirtió en el centro de atención nacional en junio, cuando Cassidy Hutchinson, una exasistente de la Casa Blanca, testificó durante las audiencias del 6 de enero que Ornato le dijo que un “iracundo” Donald Trump se abalanzó sobre el volante de su limusina y atacó a un agente del Servicio Secreto cuando su equipo de seguridad se negó a llevarlo en una visita no planificada al Capitolio el 6 de enero.

Según Hutchinson, Ornato contó que Trump gritó: “Soy el maldito presidente. Llévame al Capitolio ahora”.

Aunque Ornato no ha hablado públicamente sobre el incidente, fuentes anónimas cercanas a él y al Servicio Secreto han dicho a los periodistas que Ornato afirma que el presunto altercado dentro de la limusina no ocurrió.

El Servicio Secreto ha dicho que seguirá cooperando con la investigación del 6 de enero, y ha señalado que puso a Ornato a disposición de la comisión para ser entrevistado cuando aún era empleado federal.

Todavía no ha comparecido ante la comisión desde el testimonio de Hutchinson, informa Politico.

A pesar de la disputa sobre el testimonio de Hutchinson, varios funcionarios han avalado su fiabilidad, incluida la vicepresidenta del comité selecto, la representante Liz Cheney de Wyoming.

Varios exfuncionarios de Trump han puesto en duda la credibilidad de Ornato.

Olivia Troye, exasesora del vicepresidente Mike Pence en temas de seguridad nacional, tuiteó durante las audiencias del 6 de enero que su excolega Ornato “seguro parece negar las conversaciones que aparentemente ha tenido” con otros funcionarios de la Casa Blanca de Trump.

“Los que trabajamos [con] Tony sabemos dónde están sus lealtades”, añadió. “Debería declarar bajo juramento”.

La exdirectora de comunicaciones de la Casa Blanca, Alyssa Farah, también afirmó en las redes sociales: “Tony Ornato también mintió sobre mí”.