Unos 13 millones de personas sufren de dolor neuropático en Latinoamérica

Agencia EFE
·2  min de lectura

Lima, 17 abr (EFE).- Unos 13 millones de personas sufren de dolor neuropático en Latinoamérica, una afección que puede estar asociada a enfermedades metabólicas y que afecta la calidad de vida al producir pérdida de movilidad, depresión e incluso discapacidad, alertaron especialistas en Lima.

Este dolor aparece como consecuencia directa de una lesión o enfermedad que afecta el sistema somatosensorial, el centro de recepción y proceso de estímulos en músculos, articulaciones, ligamentos y tendones, señaló un comunicado enviado a Efe.

De acuerdo con los especialistas, la intensidad de los síntomas puede ser incapacitante, ya que limita la movilidad del cuerpo y pueden ocasionar alteraciones del sueño, disminución del apetito, irritabilidad y depresión.

INTENSIDAD DE LOS SÍNTOMAS

Al respecto, la doctora María Patricia Gómez, especialista en dolor y secretaria académica de la Federación Latinoamericana del Dolor (FEDELAT), señaló que su alta incidencia está asociada a la recurrencia de las condiciones o lesiones asociadas.

Entre estas figuran enfermedades metabólicas, como la diabetes, infecciones como el herpes zóster, los tratamientos oncológicos y las intervenciones quirúrgicas y amputaciones.

En ese sentido, el dolor neuropático localizado es una afección crónica que puede ser permanente sin el tratamiento adecuado y no responde al tratamiento con analgésicos que se utilizan comúnmente.

"Para su adecuado tratamiento, es fundamental contar con un abordaje multidisciplinario que incluya un especialista para el control de la enfermedad de base o la causa directa, un tratamiento especializado y personalizado para el dolor crónico, y terapias física y psicológica", remarcó Gómez.

LA SITUACIÓN EN PERÚ

Al referirse a la situación en Perú, la doctora Katia Echegaray, coordinadora de la maestría de Cuidados Paliativos y Manejo del Dolor de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, señaló que los pacientes pueden experimentar sufrimiento y discapacidad por no acceder a tratamientos adecuados.

"Para cambiar esta situación es necesario desarrollar planes de capacitación constante, no solo al especialista sino también en la atención primaria para que el paciente reciba una atención más inmediata", recomendó.

La especialista agregó que también se debe "incrementar la cantidad de centros de dolor disponibles", sobre todo en las provincias del país "donde el acceso a tratamiento multidisciplinar es mucho más limitado, y reforzar la dotación de tratamientos adecuados".

Echegaray remarcó que en Perú se deben hacer esfuerzos conjuntos para cerrar las brechas de atención, ya que acceder a un especialista no es fácil y, en muchos de los casos, el dolor neuropático es crónico.

"Optimizar los tiempos de diagnóstico y tratamiento pueden marcar una diferencia en el manejo de la enfermedad", concluyó.

(c) Agencia EFE