Anuncios

Más de 100 rohinya huyen de un centro de detención en Malasia

KUALA LUMPUR, Malasia (AP) — Más de 100 migrantes rohinya se fugaron de un centro de detención en Malasia luego de una protesta, y uno murió en un accidente de tráfico, dijeron las autoridades el viernes.

Es la segunda vez en dos años que se produce una huida de este tipo. En 2022, 528 refugiados rohinya protagonizaron una protesta y se escaparon de un centro en el estado de Penang, en el norte del país. Seis murieron cuando trataban de cruzar una autopista y la mayoría fueron detenidos de nuevo.

El director general de Departamento de Inmigración, Ruslin Jusoh, explicó en un comunicado que 131 detenidos se habían fugado de un centro en el estado de Perak el jueves en la noche, y uno de ellos murió en un accidente de tránsito. Casi 400 personas participaban en la búsqueda, agregó sin ofrecer detalles sobre la causa de la huida.

Los migrantes escaparon del módulo masculino del centro tras el estallido de un motín, dijo el jefe de la policía del distrito, Mohamad Naim Asnawi, según fue citado por la agencia noticiosa nacional Bernama. Entre los sospechosos había 115 rohinya y 16 ciudadanos birmanos, todos hombres, añadió.

Malasia, con una población de mayoritariamente musulmana, es el destino preferido de los musulmanes rohinya que huyen de Myanmar, de mayoría budista, o de quienes quieren dejar a atrás la miseria de los campos de refugiados de Bangladesh.

Aunque no concede el estatus de refugiado, Malasia acoge a unos 180.000 refugiados y solicitantes de asilo acreditados ante la agencia de refugiados de Naciones Unidas, incluyendo más de 100.000 rohinya y miembros de otros grupos étnicos birmanos. Miles más viven en el país sin los permisos necesarios tras llegar por mar.