Anuncios

Gignac y la injusta comparación con Cardozo: no es mejor que él, pero sí es leyenda

Gignac y Cardozo, una comparación injusta en México. (Getty Images)
Gignac y Cardozo, una comparación injusta en México. (Getty Images)

André-Pierre Gignac llegó al futbol mexicano un lejano junio de 2015. Eran otros tiempos, aunque parezca muy cercano en la memoria. Tigres ya ejercía como equipo poderoso de la Liga MX, pero le faltaba lo más importante: títulos. Habían ganado uno cuatro años atrás, en el Apertura 2011. Con Ricardo Tuca Ferretti al mando, y un plantel de lujo, la exigencia debía ser máxima. Y llegó él. Francés, cotizado y goleador. Gignac fue, indudablemente, el fichaje del año. Eso podía saberse desde aquel momento. Hoy se saben más cosas.

Aunque fracasó en su primera misión, que era ganar la Copa Libertadores 2015 ante River Plate, Gignac entró muy rápido en el corazón de la afición felina. Y empezó a provocar temor en los rivales con la misma rapidez. Fue campeón en el Apertura 2015, su primer torneo en México. No dejó de marcar goles antológicos que demostraban por qué seguía siendo seleccionado francés —lo fue hasta el verano de 2016, cuando estuvo a punto de darle la Eurocopa a su país, pero el poste le negó la gloria—.

En Marsella, su club de procedencia, había tenido una metamorfosis a cargo de Marcelo Bielsa. El Loco hizo de Gignac un delantero total, despertó todos sus sentidos goleadores y estéticos. Apenas en un año, muestra de la efectividad bielsista. Quizá la versión de Gignac en Tigres habría sido imposible sin ese punto de quiebre que significó el entrenador rosarino. Los éxitos fueron una norma. Ganó el título del Apertura 2016 al América. Luego en el Apertura 2017 uno con sabor doble. Por el triunfo, que siempre gusta, y por vencer a Rayados de Monterrey, el rival de la ciudad.

Su quinteta de títulos se completó con los que Tigres ganó en el Clausura 2019 contra León y, recientemente, en mayo pasado, ante Chivas. El brillo colectivo e individual del francés lo ha llevado a ser comparado con otros grandes delanteros que han venido al futbol mexicano. Y hay un nombre inevitable en esa conversación: José Saturnino Cardozo. El paraguayo marcó una era con el Toluca a finales de los noventa y principios de los 2000. Sus registros goleadores son monstruosos, y sí, son superiores a los de Gignac.

Cardozo anotó 258 goles en 363 partidos contra los 199 que ha marcado Gignac en 357 partidos. El paraguayo sumó 43 goles en Liguilla contra 33 del francés. Cuatro campeonatos de goleo contra tres. Cardozo, nueve goles en finales. Gignac, siete. Hay un rubro colectivo en el que Gignac supera a Cardozo, en títulos: cinco contra cuatro. Aunque José Saturtino gana en prácticamente todo, André-Pierre no desmerece en absoluto. Además, se debe tomar en cuenta que llegó al futbol mexicano con 29 años cumplidos y que actualmente tiene 38. Una vigencia excepcional —Cardozo se fue del Toluca a los 33, había llegado a los 22, y se retiró a los 34—.

Las comparaciones son habituales en el futbol y nadie debería espantarse por ellas. Más que una maldición, son un sello de calidad. Si Gignac ha sido comparado con Cardozo, es porque ha hecho méritos. Está claro que hay distancia entre ambos. Pero tampoco se le puede quitar crédito porque sí. Sobre todo cuando ha sido más efectivo y más ganador que todos los otros grandes delanteros de los últimos veinte años: Christian Benítez, Humberto Suazo, Mauro Boselli, Salvador Cabañas, Emmanuel Villa. Por mencionar a los extranjeros, porque también ha sido mejor que los mejores mexicanos: Oribe Peralta, Omar Bravo, Henry Martín, Aldo de Nigris.

Podrá no ser mejor que Cardozo. Y quizá no le supere en goles totales (y nadie en la historia emulará aquel Apertura 2002 en el que hizo 29 goles en un torneo corto). Pero su entrada en la categoría de leyenda del futbol mexicano está más que ganada. Su camino, además, todavía no acaba. Le seguirá sumando más puntos a una historia que merece ser valorada y no demeritada por una comparación injusta con él y con el futbol.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO:

Furia acústica: pelean taqueros en México por volumen de la música y uno acaba apuñalado