Ordenan a Amalia de Holanda regresar a casa por amenazas de secuestro

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 19 (EL UNIVERSAL).- La princesa heredera Catalina Amalia, hija de los reyes de Holanda Máxima y Guillermo Alejandro de los Países Bajos, se vio obligada a regresar a su casa por amenazas de secuestro. La policía lanzó una orden a la joven de 18 años para que abandonara Ámsterdam y se refugiara con su familia.

Según reportes, autoridades de los Países Bajos temen que la mafia tenga muy bien estructurado un plan para secuestrar a la princesa heredera de la Casa de Orange-Nassau. El medio "De Telegraaf" señaló que la hija de la reina consorte Máxima de Holanda regresó al palacio real Huis Ten Bosch, donde estará bajo el cuidado de los servicios secretos.

Esta alerta contra la monarquía de los Países Bajos surgió justo cuando los reyes de la nación están en Londres para atender el funeral de Isabel II del Reino Unido.

Los delincuentes que lanzaron la amenaza podrían pertenecer a la "Mocro Maffia", que de acuerdo con "Daily Mail" es una división de la mafia marroquí que ha encontrado un lugar en los Países Bajos y "se cree que controla aproximadamente un tercio de todo el tráfico de cocaína en Europa".

Catalina Amalia de Orange estudia en la Facultad de Política, Psicología, Derecho y Economía, pero debido a la delicada situación de su seguridad, aún se desconoce si regresará a la universidad de forma presencial o tomará sus estudios de manera virtual.