El Miami Heat retoma la senda triunfo, ¿será este el camino que le llevará a la cima?

Daniel A. Varela/dvarela@miamiherald.com

Después de dos derrotas consecutivas en la carretera, el Heat regresó el martes 1 de noviembre al FTX Arena y consiguió volver a la senda del triunfo, sin importar que el rival era nada menos que los Warriors de Golden State, los vigentes campeones de la NBA.

No fue un encuentro cualquiera, no solo por lo emotivo que resultó con varias fluctuaciones en el marcador sino porque pasaron muchas cosas, y vaya si pasaron. Sin un orden específico de importancia veremos algunas de ellas.

Primero llegó la lesión en un ojo de Tyler Herro que le obligó a abandonar el encuentro en el segundo cuarto.

Esta fue provocada por un fuerte golpe y ni siquiera fue falta. El escolta declaró que tuvo que salir porque no veía bien, pero al terminar el juego ya estaba mejor. Al no estar en la lista de lesionados se espera que pueda jugar ante los Kings este miércoles.

“Luego de unas horas Tyler tenía mejor aspecto que al salir de la cancha”, comentó el entrenador de Miami Erik Spoelstra.

“Vamos a esperar a ver cómo evoluciona para saber si puede estar disponible ante Sacramento”.

Por su parte, los Kings no podrán contar con Aaron Fox por una lesión en la rodilla.

Otro aspecto importante resultó la explosión de Duncan Robinson con 17 puntos, tras encestar 5 de 8 en triples y tres de ellos en el último cuarto.

Si el Heat ganó el martes se lo debe en gran parte a su mejor francotirador, quien está a solo 32 unidades de ser el máximo anotador de triples de la franquicia. Sin duda una gran noticia para Miami.

Los Warriors se vieron sorprendidos por una defensa en zona (2-3) del quinteto de la Capital del Sol, pero sobre todo por los múltiples esfuerzos y las dobles marcas. Dejar a Golden State en 108 puntos y 15 en el último cuarto tiene mucho mérito.

Una jugada clave fue la defensa de Jimmy Butler (23 cartones), quien cerró el juego con dos canastas y un tiro libre decisivos, en un intento de triple de Stephen Curry (23), que en principio se pitó falta y fue desafiada por el coach Spoelstra.

“Después de revisar la jugada la falta defensiva es revertida”, dijo el árbitro Bill Kennedy ante el micrófono del FTX Arena.

“El jugador defensivo hizo contacto con el balón y luego ‘chocó los cinco’. El resultado de la jugada es bola para Miami tras cumplirse los 24 segundos”.

Los árbitros tuvieron trabajo extra y cantaron varias violaciones por acarrear el balón, tres de ellas al defensa de los Warriors Jordan Poole.

“Si es un acarreo. Pero toda la liga lo hace”, señaló el entrenador de Golden State, Steve Kerr, sobre el tema.

Bam Adebayo aportó 19 puntos y un bloqueo, pero este fue un tapón de altura, con dos manos contra el tablero en un contraataque de Poole.

Strus fue el mejor anotador con 24 unidades, 12 de ellos conseguidos con cuatro triples.

La lluvia de triples en Miami favorece al Heat que se impone a los campeones Warriors

“Obtener una victoria como esa es enorme para nosotros”, indicó Strus. “Nos da mucha confianza”.

Pero de nada servirá todo esto si no se comienza a ganar de modo consistente y comenzar a mejorar y pulir los detalles en ambos lados de la cancha.

El Heat, tras el triunfo 116-109 ante los Warriors, tiene ahora 3-5 y todo indica que también va a revertir esta situación como dijo Butler al final del juego.

“Todavía creo que tenemos un largo camino por recorrer”, declaró Butler. “Esto es un comienzo”.