Anuncios

El destructor USS Carney derriba drones y responde a un ataque con un misil balístico contra un buque comercial en el mar Rojo

(CNN) -- El USS Carney derribó este domingo dos drones disparados por los rebeldes hutíes en Yemen que se dirigían hacia el buque en el sur del mar Rojo, y respondió a la llamada de auxilio de un buque comercial civil que fue atacado con un misil balístico, dijo un funcionario de Defensa de Estados Unidos.

Los drones formaban parte de cuatro ataques contra distintos buques comerciales lanzados por los rebeldes hutíes respaldados por Irán en Yemen, según informó el Mando Central de Estados Unidos en un comunicado este domingo por la noche. No está claro si el USS Carney era uno de los objetivos de los drones.

El Carney —un destructor de la clase Arleigh-Burke desplegado como parte de la escuadra liderada por el portaaviones USS Gerald R. Ford— "destruyó" un dron disparado por los hutíes mientras se encontraba en el sur del mar Rojo.

Disparan misiles balísticos contra un buque destructor estadounidense tras responder a un ataque a un petrolero comercial

Al mismo tiempo, dijo el funcionario, el Carney observó "al menos un misil balístico disparado contra un buque comercial civil, el M/V Unity Explorer, que cayó en las inmediaciones de ese buque". El Carney respondió a la llamada de auxilio del Unity Explorer y, mientras le ayudaba, derribó otro dron disparados por los hutíes que se dirigía en dirección a ambos buques.

El destructor USS Carney (DDG 64) patrulla las aguas del Golfo Pérsico en esta imagen de archivo. (Crédito: FELIX GARZA/US NAVY/AFP vía Getty Images)

Un funcionario estadounidense dijo que otros buques comerciales también fueron "atacados por misiles hutíes hoy", aunque no está claro cuántos ni qué buques en concreto. El funcionario estadounidense añadió que en "al menos dos circunstancias, el Carney derribó con éxito vehículos aéreos no tripulados que se dirigían en su dirección" mientras prestaba apoyo.

Las Fuerzas Armadas de Yemen, dirigidas por los hutíes, afirmaron este domingo que sus fuerzas navales habían llevado a cabo ataques contra lo que denominaron "dos buques israelíes" en el estrecho de Bab al-Mandab, en el mar Rojo.

Según el comunicado de las Fuerzas Armadas de Yemen, los buques Unity Explorer y Number Nine fueron atacados con un misil naval y un dron, respectivamente, tras rechazar mensajes de advertencia.

El Unity Explorer, según la empresa de seguridad marítima Aubrey, fue alcanzado por al menos dos vehículos aéreos no tripulados, y el buque Number Nine habría sufrido daños físicos por un vehículo aéreo no tripulado.

"La operación de ataque se produjo después de que los dos buques rechazaran los mensajes de advertencia de las fuerzas navales yemeníes", señala el comunicado. Esta acción, dijo, es parte de los esfuerzos en curso para obstruir los buques israelíes de navegar por los mares Rojo y Árabe "hasta que cese la agresión israelí contra nuestros hermanos firmes en Gaza".

"Las Fuerzas Armadas de Yemen renuevan su advertencia a todos los barcos israelíes o asociados con israelíes de que se convertirán en un objetivo legítimo si violan lo expuesto en esta declaración y en declaraciones anteriores emitidas por las Fuerzas Armadas de Yemen".

El Mando Central de EE.UU., en su declaración, calificó los ataques de "amenaza directa al comercio internacional y a la seguridad marítima".

"Pusieron en peligro la vida de las tripulaciones internacionales que representan a múltiples países de todo el mundo", dice el comunicado, señalando que si bien estos ataques fueron lanzados por los hutíes en Yemen, EE.UU. tienen razones para creer que fueron "habilitados por Irán".

Desde el ataque de Hamas a Israel el 7 de octubre, las fuerzas hutíes respaldadas por Irán en Yemen han lanzado numerosos misiles de crucero y drones de ataque hacia Israel y los activos estadounidenses en la región, aumentando la preocupación de que la guerra entre Israel y Hamas podría expandirse aún más en la región.

El mes pasado, el USS Thomas Hudner derribó varios drones de ataque lanzados desde Yemen. Y hace aproximadamente una semana, dos misiles balísticos fueron disparados desde zonas controladas por los hutíes en Yemen contra el USS Mason en el Golfo de Adén, después de que este respondiera a una llamada de auxilio de otro petrolero comercial que había sido atacado por cinco individuos armados que se cree que eran somalíes.

Israel dijo el 31 de octubre que había frustrado un ataque aéreo de los hutíes; un portavoz de las fuerzas hutíes dijo que los ataques contra Israel continuarían hasta que cesara la "agresión israelí".

Los ataques de este domingo también se producen justo un día después de que aviones del Eisenhower Carrier Strike Group interceptaran un vehículo aéreo no tripulado iraní que operaba "de forma insegura y poco profesional" en el Golfo Pérsico.

A pesar de los continuos ataques -incluidos los ataques regulares contra las fuerzas estadounidenses y de la coalición en Iraq y Siria-, los funcionarios estadounidenses han mantenido que creen que el conflicto entre Israel y Hamas aún no se ha extendido a la región.

El portavoz del Pentágono, el general de brigada Pat Ryder, declaró la semana pasada: "En gran medida, vemos el conflicto contenido entre Israel y Hamas. Eso no quiere decir que no se haya visto a apoderados iraníes intentar aprovecharse para promover sus propios objetivos".

Los rebeldes hutíes se levantaron en Yemen en 2015 y desde entonces libran, apoyados por Irán, una guerra civil contra el Gobierno yemení, apoyado por una coalición liderada por Arabia Saudita.

Los hutíes en Yemen dicen haber atacado a dos buques israelíes en Bab al-Mandab

Los rebeldes hutíes en Yemen afirmaron este domingo que sus fuerzas navales llevaron a cabo ataques contra lo que dicen son "dos buques israelíes" en el estrecho de Bab al-Mandab, en el mar Rojo.

Según el comunicado, los buques, llamados "Unity Explorer" y "Number Nine", fueron atacados con un misil naval y un dron, respectivamente, tras rechazar mensajes de advertencia.

"La operación de ataque se produjo después de que los dos buques rechazaran los mensajes de advertencia de las fuerzas navales yemeníes", dice el comunicado. Esta acción forma parte de los esfuerzos en curso para impedir que los buques israelíes naveguen por los mares Rojo y Arábigo hasta que cese la agresión contra Gaza, añadió.

"Las Fuerzas Armadas yemeníes renuevan su advertencia a todos los barcos israelíes o asociados con israelíes de que se convertirán en un objetivo legítimo si violan lo establecido en esta declaración y en declaraciones anteriores emitidas por las Fuerzas Armadas yemeníes".

Un funcionario de defensa estadounidense dijo anteriormente a CNN que un buque de guerra estadounidense derribó el domingo dos aviones no tripulados de los hutíes que se dirigían en la dirección del buque de la Armada estadounidense en el sur del Mar Rojo, y respondió a la llamada de socorro de un buque comercial civil que fue disparado por un misil balístico. El USS Carney respondió a la llamada de socorro del Unity Explorer y, mientras prestaba asistencia, derribó otro avión no tripulado Houthi que se dirigía en dirección a ambos buques.

El mes pasado, un buque comercial vinculado a Israel fue secuestrado por las fuerzas hutíes en el Golfo de Adén. El carguero Galaxy Leader fue secuestrado por los hutíes en el Mar Rojo con unos 25 tripulantes a bordo. Está operado por la compañía naviera y logística japonesa NYK (Nippon Yusen Kaisha) Line.

Los hutíes advirtieron a los barcos que navegan en el Mar Rojo con bandera israelí, gestionados por empresas israelíes o propiedad de israelíes, de que llevarían a cabo operaciones militares contra barcos e intereses israelíes hasta que "cese su agresión contra Gaza".

Con información de Hamdi Alkhshali y Zachary Cohen, de CNN.