Anuncios

Rally Dakar: Manuel Andújar, el fanático de Boca que hizo flamear la bandera argentina en Arabia Saudita

La pista de arena, la inmensidad del desierto de Arabia Saudita: Manuel Andújar dominó el escenario y se consagró por segunda vez ganador del Rally Dakar en cuatriciclos
La pista de arena, la inmensidad del desierto de Arabia Saudita: Manuel Andújar dominó el escenario y se consagró por segunda vez ganador del Rally Dakar en cuatriciclos - Créditos: @Dakar

Una doble misión tenía que cumplir Manuel Andújar para sellar la victoria en el Rally Dakar: completar los 328 kilómetros de la decimosegunda y última etapa, un rulo con punto de partida y llegada en Yanbu, a orillas del Mar Rojo, y conservar la diferencia en el cronómetro sobre el francés Alexandre Giroud, después de dos semanas de carrera. Con solvencia, la que demostró para sortear los múltiples obstáculos que se presentaron en la hoja de ruta y la diversidad de pistas, e inteligencia para no dilapidar la extraordinaria performance que le posibilitó sostener un duelo mano a mano con el galo desde la primera jornada, el lobense repitió la proeza de 2021 y devolvió la bandera argentina a lo más alto del clasificador general en quads, una categoría que enseña el poderío de los pilotos nacionales: ocho triunfos en dieciséis aventura, la estadística que expone la supremacía.

Una batalla de dos semanas: Manuel Andújar y Alexandre Giroud se desafiaron durante las doce etapas del Rally Dakar
Una batalla de dos semanas: Manuel Andújar y Alexandre Giroud se desafiaron durante las doce etapas del Rally Dakar

Único representante argentino con un Touareg en su poder de los que tomaron parte en quads en 2024, Andújar es uno de los cuatro pilotos nacionales que escribieron la historia en cuatriciclos. Los hermanos Marcos y Alejandro Patronelli resultaron los primeros en firmar victorias –tres para el primero y dos para el segundo; todos éxitos cuando el Dakar se desarrolló en Sudamérica-, Nicolás Cavigliasso –vencedor en la travesía de 2019 en Perú- es quien completa la lista de valientes e intrépidos que desafían los límites en la carrera más exigente y de riesgo que tiene el deporte motor. Para el lobense, el reto tenía además un componente extra: no había terminado los dos últimos Dakar, esos que festejó Giroud. El año pasado abandonó en la Etapa 11, tras conseguir tres éxitos parciales; en 2022 desertó a mitad del recorrido. Asumió las derrotas, las que fortalecieron el espíritu, y comenzó el año con la ambición de ser protagonista en Arabia Saudita, pero también en el campeonato Mundial de Rally-Raid. “El objetivo principal e indiscutible va a ser el Dakar, pero vamos por todo: quiero llevarme los dos campeonatos para la Argentina”, sentenció Andújar, cuando la carrera todavía no había desarrollado el Prólogo, esa especie de Sprint que determina el orden de largada de la primera etapa.

Manuel Andújar y el escudo de Boca, club del que es socio desde los tres años; en 2021, año del primer triunfo en el Rally Dakar, los xeneizes fueron sponsor del piloto de Lobos
Manuel Andújar y el escudo de Boca, club del que es socio desde los tres años; en 2021, año del primer triunfo en el Rally Dakar, los xeneizes fueron sponsor del piloto de Lobos

En su anterior victoria, Giroud no estaba entre los rivales en el último segmento: la rotura del motor lo quitó de la batalla y alivió el desarrollo. En la nueva aventura el que tempranamente debió desertar fue el mendocino Francisco Moreno Flores, escolta del francés en 2022 y 2023, y que abandonó por problemas mecánicos en la Etapa 2. Dunas, piedras, pistas firmes… las trampas se esconden en un terreno hostil y que resultó desgastante para los quads, pero también para el físico y la mente de los pilotos. Ensayar reparaciones en medio de la carrera, una tarea que precisa de concentración y rapidez para no alejarse de las posiciones de vanguardia, lo puso a prueba en la segunda mitad del recorrido, después del paso de la caravana por el imponente Empty Quarter: Andújar debió reparar pedalera, la caída del tanque y una pérdida de agua, vio recortada la brecha que llegó a oscilar los 20 minutos, pero no se desenfocó del objetivo.

La pasión por los cuatriciclos, Andújar la comparte con el fútbol. El buzo evidencia el indisimulable fanatismo por Boca, club del que es socio desde los tres años. El escudo estampado en las mangas lo acompañó como en 2021, año en el que además llevó los colores xeneizes en el casco. Aquella vez, la entidad de la Ribera apoyó al piloto, siendo uno de sus sponsors. No es un simpatizante de sillón y televisor, el lobense asiste a la Bombonera y su máximo recuerdo es la final de la Copa Intercontinental de 2000: “Eso fue único, con el mejor equipo del mundo ganarle a Real Madrid”, apunta, sobre la victoria con los goles de Martín Palermo en Japón y el brillo de Juan Román Riquelme, ahora presidente de la institución y al que considera el mejor jugador. Boca tenía un antecedente en el Dakar, cuando en 2012, el uruguayo Laurent Lazard y los argentinos Eduardo Alan y Pablo Busín –miembros del Moto Team bu Elf- fueron representantes. La relación estaba atada a la presencia de la firma de lubricantes Total, que era patrocinador de Boca y a la vez del Rally Dakar.

Con el cuatriciclo con el N°154 y también en Arabia Saudita, Manuel Andújar ganó su primer Rally Dakar; tres años después repitió la proeza
Con el cuatriciclo con el N°154 y también en Arabia Saudita, Manuel Andújar ganó su primer Rally Dakar; tres años después repitió la proeza

Administrar la ventaja era la tarea para el último especial y no falló. Apenas 15 segundos lo separaron de Giroud –ganador de cinco etapas, entre ellas la última-, lo que le posibilitó sellar la victoria con un tiempo de 64h16m53s y marcando una diferencia en el clasificador general de 7m59s sobre el francés. Siete participaciones y dos triunfos revelan la estadística de Andújar en el Rally Dakar, la carrera que lo marca al extremo de que nombró a su perro, de raza Dogo, Dakar. El lobense llegó a Arabia Saudita con una meta y, tras dos semanas de esfuerzo extremo, cumplió: otra vez un piloto argentino en lo más alto del podio en quads.