Ciclistas disfrutan ampliación del Paseo Dominical "Mueve en Bici"

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 4 (EL UNIVERSAL).- "Lo recuperamos porque antes podíamos llegar y luego nos lo quitaron", señaló el ciclista Martín Yáñez, quien al igual que miles disfrutaron de la ampliación del Paseo Dominical ‘Muévete en Bici’ hasta el Zócalo capitalino.

La Secretaría de Movilidad recordó que a partir de este domingo 4 de septiembre, de 8:00 a 14:00 horas, se habilitará una ampliación de cuatro kilómetros bidireccionales al paseo dominical.

Esta ampliación va desde Avenida Juárez, pasando por las calles de López, Artículo 123, Venustiano Carranza y 5 de febrero para finalmente llegar al Zócalo capitalino.

Por lo anterior, se pudo observar a lo largo de esta ruta a familias completas, incluso con perros, quienes aprovecharon para rodar tranquilamente por el primer cuadro de la Ciudad.

Algunos padres de familia pusieron una carriola en su bici para poder transportar a los más pequeños. Los de mayor edad iban en bicicletas pequeñas con rueditas, pero todos con una sonrisa por poder disfrutar de esta ampliación de cuatro kilómetros.

En algunos puntos emblemáticos de esta ruta, como el Palacio de Bellas Artes y el propio Zócalo capitalino, las selfies y las fotografías del recuerdo no pudieron faltar.

Precisamente frente a las joyerías del Zócalo se instaló una bici-escuela para que las personas que no saben andar en bicicleta aprendan a rodar. Se puedo observar a niños y adultos mayores dar sus primeras rodadas.

Al respecto Martín Yáñez confío en que pronto está ruta pueda ampliarse a otras calles del Centro Histórico hasta donde antes, previo al inicio de la pandemia, se podía llegar.

En este sentido, Alfredo Galicia indicó que esta ampliación del Paseo Ciclista es algo privilegioso porque es la única manera de admirar lo que tenemos.

"Es la única forma en que podemos admirar lo que tenemos, con la bicicleta te puedes parar en cualquier momento, mirar el Palacio de Gobierno, Bellas Artes, admirar lo que tú quieras. Es muy buena esa perspectiva", comentó.

Indicó que de lunes a viernes es caótico, con el bullicio y el estrés, admirar todos estos edificios.

"Ahorita es un paseo prácticamente privado, podríamos decir privado para cada persona y familiar: puedes ver mucha gente con su familia y esto es maravilloso, la verdad", destacó.