Zuckerberg está preparado para que Facebook pague más impuestos, celebra revisión de reglas fiscales

Por Paul Carrel
Imagen de archivo del presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, durante una comparecencia en el Congreso de Estados Unidos, en Washington.

Por Paul Carrel

MÚNICH, 14 feb (Reuters) - El presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, acepta que las reformas fiscales globales supondrán que tenga que pagar más impuestos en diferentes países, según muestran extractos de un discurso que ofrecerá el sábado en Alemania.

Las normas fiscales transfronterizas están a punto de ser reescritas después de que 137 países buscaron evitar el mes pasado una nueva guerra comercial por la multiplicación de los impuestos a los negocios digitales a nivel mundial, provocada por algunos países que pretendían avanzar en solitario.

"Entiendo que haya frustración sobre cómo son gravadas las compañías tecnológicas en Europa. También queremos una reforma fiscal y me alegro de que la OCDE esté viéndolo", se espera que diga Zuckerberg en la Conferencia de Seguridad de Múnich.

"Queremos que el proceso de la OCDE tenga éxito, para que tengamos un sistema estable y fiable. Y aceptamos que esto puede significar que tengamos que pagar más impuestos y en diferentes lugares bajo un nuevo marco legal", agregará.

Amazon, Facebook y Google se han aprovechado de las normas actuales, porque pueden registrar sus beneficios en países con sistemas impositivos laxos como Irlanda, sin importar donde generen su negocio.

Funcionarios gubernamentales acordaron en enero negociar nuevas regulaciones sobre dónde se deben pagar los impuestos y qué parte de los beneficios debe ser gravada, dijo la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Un número creciente de países está preparando sus propios impuestos digitales a nivel nacional ante la ausencia de una reformulación importante de las reglas internacionales, pese a la amenaza de Washington de tomar represalias mediante aranceles comerciales al considerar que existe una discriminación contra los grandes grupos tecnológicos de Estados Unidos.

Los responsables de la política fiscal de los distintos países disponen tan sólo de unos meses antes de la fecha límite de principios de julio que fijaron para alcanzar un acuerdo sobre los complejos parámetros técnicos a aplicar. Su objetivo es llegar a un acuerdo completo para finales de 2020.



(Reporte adicional de Douglas Busvine en Berlín; escrito por Paul Carrel en Múnich y Keith Weir en Londres; editado en español por Darío Fernández en la redacción de Gdansk)