Dura crítica de Mark Zuckerberg a Apple: dice que la App Store presenta un “conflicto de intereses”

Andrew Ross Sorkin y Mark Zuckerberg en el stage en el New York Times DealBook. (Photo by Thos Robinson/Getty Images for The New York Times)
Andrew Ross Sorkin y Mark Zuckerberg en el stage en el New York Times DealBook. (Photo by Thos Robinson/Getty Images for The New York Times)

(Bloomberg) — El director ejecutivo de Meta, Mark Zuckerberg, dijo que la App Store de Apple presenta un conflicto de intereses, sumándose así a una serie de críticas a las políticas de software del fabricante del iPhone.

“Es problemático que una empresa pueda controlar las experiencias de las aplicaciones que terminan en un dispositivo”, dijo Zuckerberg el miércoles en una entrevista en la conferencia DealBook del New York Times. La “gran mayoría de las ganancias del ecosistema móvil van a parar a Apple”, añadió.

Las políticas de las tiendas de aplicaciones y las tarifas aplicadas por Apple, y en menor medida por la empresa matriz de Google, Alphabet Inc, durante mucho tiempo han sido un punto de controversia para las empresas tecnológicas que buscan llegar a un amplio público móvil. El multimillonario Elon Musk se sumó al coro después de su adquisición de Twitter enviando una ráfaga de tuits esta semana denunciando las tarifas de Apple y las restricciones sobre qué aplicaciones se pueden vender. Musk dijo que Apple había amenazado con sacar a Twitter de la App Store.

Como Musk

Zuckerberg se hizo eco de algunos de los puntos de Musk. Calificó las normas de moderación de contenidos de Apple para las aplicaciones como un “conflicto de intereses”, ya que a menudo apuntan a los rivales. Esto hace que Apple “no sea solo un gobernador que vela por los intereses de la gente”. Los ingresos de Meta, propietaria de las redes sociales Facebook e Instagram, se han visto afectados desde que Apple endureció sus políticas de privacidad para restringir la forma en que se puede rastrear a los usuarios y dirigir la publicidad.

En cuanto al enfoque de Musk para dirigir Twitter, Zuckerberg matizó sus comentarios: dijo que supone que algunos enfoques funcionarán y otros no. “Creo que será muy interesante ver cómo se desarrolla esto”, dijo. En cuanto a si Meta permitirá que el expresidente de Estados Unidos Donald Trump sea admitido nuevamente en Facebook, como hizo Twitter recientemente, Zuckerberg dijo que la junta de supervisión de la empresa se encargará de esa decisión.

Wall Street es cada vez más pesimista respecto a la inversión de Meta en su negocio de realidad virtual, que pierde dinero, en medio de la desaceleración de los ingresos publicitarios. A principios de este mes, Zuckerberg anunció que la empresa eliminaría más de 11.000 puestos de trabajo, y asumió la responsabilidad personal por las decisiones que llevaron a la necesidad de recortar costos. En abril, Meta informó la primera caída de ingresos trimestrales.

La entrevista del miércoles comenzó con una conversación grabada entre Zuckerberg y el moderador como avatares en el mundo digital inmersivo que la empresa denomina metaverso. Aun así, Zuckerberg dijo que la idea de que Meta está totalmente centrada en el metaverso es “básicamente errónea”. El programa de mensajería WhatsApp será su próximo gran objetivo de monetización, dijo, ya que esa plataforma está “en gran parte sin explotar”.

Citó el progreso de Reels, la función de vídeos cortos de la empresa, diciendo que algunas estimaciones muestran que tiene la mitad de tráfico que la aplicación de intercambio de vídeos virales TikTok fuera de China.

Zuckerberg también planteó la cuestión de la propiedad de TikTok por parte de ByteDance Ltd., con sede en Pekín, y añadió que hay “verdaderas dudas” sobre la influencia del Gobierno chino en TikTok. “En muchos países, todos los datos van al Gobierno”, dijo el director ejecutivo.

Nota Original:Zuckerberg Calls Apple App Store Rules a ‘Conflict of Interest’

More stories like this are available on bloomberg.com

©2022 Bloomberg L.P.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

La astuta genialidad de los AirPods de Apple