Zoo de Phoenix sacrifica a leona por males irreversibles

Associated Press
·1  min de lectura

PHOENIX (AP) — Una leona africana de 22 años fue sacrificada por personal del Zoológico de Phoenix después de desarrollar problemas espinales irreversibles.

Las autoridades del zoológico informaron que la leona, llamada Cookie, sufrió “cambios severos, crónicos, progresivos, irreversibles y degenerativos en su vértebra y médula espinal, lo que llevó a una considerable pérdida muscular y debilidad en piernas traseras que afectó enormemente su movilidad y calidad de vida”.

Los leones africanos viven en promedio menos de 17 años.

Cookie fue trasladada del zoológico de Pittsburgh al de Phoenix en 2005.

Los cuidadores indicaron que Cookie será recordada por adorar la menta de gato, jugar con bolas de papel maché, cazar los patos que caían en su recinto y acostarse boca arriba en días soleados.