Ozil deja la selección alemana tras polémica por foto

Por FRANK JORDANS
ARCHIVO - En esta foto del 14 de junio de 2018, Mesut Ozil aparece durante un entrenamiento de la selección de Alemania en el Mundial, en Vatutinki, Rusia. (AP Foto/Michael Probst)

BERLÍN (AP) — El mediocampista Mesut Ozil decidió dejar la selección de fútbol de Alemania el domingo tras recibir duras críticas por posar para una fotografía con el presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

En una serie de declaraciones publicadas en Twitter, la estrella del Arsenal anunció su salida de la selección nacional. Arremetió contra la Federación Alemana de Fútbol (DFB), su presidente, aficionados y medios, y criticó lo que catalogó de racismo y de doble moral en el trato que reciben las personas con raíces turcas.

Al citar comentarios anti-turcos de políticos de la extrema derecha y de hinchas, Ozil dijo que “ya no jugaré para Alemania a nivel internacional mientras yo perciba esta sensación de racismo y falta de respeto”.

“El racismo nunca debería ser aceptado”, añadió.

La foto en que aparecen Erdogan y los jugadores de origen turco Ozil e Ilkay Gundogan, mediocampista del Manchester City, en una reunión en Londres causó polémica en Alemania hace dos meses.

En ese entonces, el presidente de la DFB Reinhard Grindel acusó a los dos futbolistas _cuyas familias llegaron a Alemania procedentes de Turquía_ de dejarse “explotar” por Erdogan por motivos políticos.

Algunos políticos alemanes incluso cuestionaron entonces la lealtad de Ozil y Gundogan e insinuaron que deberían ser sacados de la selección nacional antes de la Copa del Mundo.

Gundogan trató de alejarse de la polémica, pero Ozil se negó a hacer declaraciones al respecto hasta el domingo, cuando el astro de Arsenal rompió semanas de silencio con un comunicado en tres partes escrito en inglés en Twitter en que defendió sus actos y respondió a las críticas.

“La fotografía que nos tomamos no tuvo intenciones políticas”, aseveró Ozil, que añadió que fue una señal de “respeto al más alto cargo del país de mi familia”.

También arremetió contra los medios alemanes que sugirieron que el mediocampista de 29 años era parcialmente culpable de la eliminación de Alemania en la fase de grupos de la Copa del Mundo.

"Esto cruza una línea personal que nunca debería ser cruzada, como periódicos tratar de poner a la nación de Alemania en mi contra", destacó Ozil, subrayando que poco se ha criticado al ex capitán de la selección Lothar Matthaeus por su reciente reunión con el presidente ruso Vladimir Putin.

Sin embargo, Ozil guardó sus comentarios más duros para Grindel, alegando que el presidente de la federación había sido "condescendiente" con los campeones del mundo de 2014.

"Yo ya no permitiré que se me use como chivo expiatorio por su incompetencia e incapacidad de hacer su trabajo de forma adecuada", dijo Ozil, que afirmó que Grindel había realizado anteriormente declaraciones "inolvidables e imperdonables" sobre inmigrantes y musulmanes.

En Twitter, Ozil comentó que "el trato que yo he recibido de la DFB y de muchos otros me hacen dejar de querer vestir la playera de la selección nacional alemana.

"Me siento indeseado y siento que lo que he logrado desde mi debut internacional en 2009 ha sido olvidado".

Ozil fue un elemento clave para el conjunto alemán que se coronó en el Mundial de 2014.