Zelenski promete la "victoria" desde la región liberada de Járkov

·3  min de lectura

El presidente Volodimir Zelenski prometió "la victoria" de Ucrania desde la región de Járkov (noreste), recuperada casi por completo por sus tropas, y denunció un ataque contra infraestructuras hidráulicas de su ciudad natal, que podría provocar una inundación.

Krivói Rog, centro de Ucrania, fue impactada por siete misiles rusos, según las autoridades, y los 600.000 habitantes se enfrentan a una crecida del río Ingulets que podría anegar el centro de la ciudad y otro barrio.

"En el punto del impacto, se observa un caudal de agua de 100 metros cúbicos por segundo, lo que representa un gran volumen. El nivel de agua del río Ingulets cambia cada hora", dijo el jefe adjunto de la administración presidencial, Kirilo Timoshenko.

El jefe de la administración militar de la ciudad, Oleksandr Vilkul, pidió a los residentes de algunas zonas que evacuaran sus casas por precaución.

Zelenski denunció un "intento de inundar Krivói Rog" con este ataque, que no dejó víctimas humanas.

- Visita a Izium -

Horas antes, el presidente se había desplazado a Izium para su primer viaje a la región de Járkov tras la contraofensiva liderada por sus fuerzas.

De unos 50.000 habitantes antes de la guerra, Izium vivió sangrientos combates en la primavera boreal antes de ser tomada por los rusos, que hicieron de ella un punto estratégico para aprovisionar sus tropas.

"Solo avanzamos en una dirección: hacia adelante, hacia la victoria", escribió Zelenski en Telegram.

Por la noche, en su discurso cotidiano, celebró que casi la "totalidad de la región de Járkov está liberada" con la reconquista de "400 localidades" a las tropas rusas, lo que significa el retorno "a una vida normal y segura" para "los 150.000 ucranianos que siguen en este territorio.

Antes de este discurso, el presidente ucraniano sufrió un accidente de coche en Kiev cuando "un automóvil entró en colisión" con su vehículo, aunque no le provocó heridas graves, dijo un portavoz.

- Bombardeos masivos de Rusia-

Pese al retroceso de las fuerzas rusas, el presidente Vladimir Putin no cree que la invasión haya sido un "error", consideró este miércoles el jefe de gobierno alemán, Olaf Scholz, tras entrevistarse el martes con el líder ruso.

Putin también habló el miércoles con el secretario general de la ONU, António Guterres, quien dijo que las posibilidades de paz "en este momento son mínimas".

"Tengo la sensación de que todavía estamos muy lejos de la paz. Mentiría si dijera que podría suceder pronto", dijo en una conferencia de prensa.

En respuesta a la contraofensiva ucraniana, el ejército ruso anunció el miércoles ataques por todo el país, especialmente en la región de Járkov.

"Se han llevado a cabo ataques masivos en las regiones de las localidades de Dvorichna, Balakliya y Kupiansk",  destacó el ministerio de Defensa en su informe diario.

Otras ciudades y regiones también han sido golpeadas como Mikolaiv (sur), donde murieron dos personas por bombardeos, según las autoridades locales.

En la cuenca del Donbás, el gobernador de la región de Donetsk, Pavlo Kirilenko, denunció bombardeos en "toda la línea de frente", y su homólogo en la vecina Lugansk, Serguiy Gaidai dijo que los rusos habían recuperado la localidad de Kreminna.

Fortalecida por el envío de armamento occidental, Ucrania lleva adelante una contraofensiva paralela en el sur del país, en la región ocupada de Jersón, donde ya reivindica avances, aunque menores que en el noreste del país.

Símbolo de su apoyo, los líderes de los países de la UE y la OTAN viajan regularmente a Kiev para mostrar su apoyo a Zelenski.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció el miércoles al Parlamento Europeo en Estrasburgo que acudiría a Kiev, prometiendo "solidaridad inquebrantable" con Ucrania y firmeza contra Moscú.

bur-alf-pop/bds/ybl/dbh/zm