Nueva Zelanda reabrió sus fronteras, cerradas por más de dos años por la pandemia

·3  min de lectura
© Reuters

Este lunes, las restricciones para entrar a de Nueva Zelanda fueron levantadas completamente por las autoridades del país, reabriendo así las fronteras por primera vez desde marzo de 2020 cuando inició la pandemia del Covid-19.

La medida fue anunciada por el Gobierno Neozelandés en un comunicado este domingo, expresando que están incluidos todos los turistas y los estudiantes internacionales, para quienes se reanudarán las actividades de enseñanza.

El sector de educación para extranjeros es importante para el país y contribuye significativamente en la economía nacional. Antes de la pandemia generaba aproximadamente 3.146 millones de dólares estadounidenses, una cifra que decayó en un 75% para el 2021.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, resaltó la importancia de la apertura de fronteras para el país:

"Ha sido un proceso por etapas y cauteloso de nuestra parte desde febrero, ya que nosotros, junto con el resto del mundo, continuamos manejando una pandemia global muy viva, mientras mantenemos segura a nuestra gente", puntualizó Ardern.

Si bien las fronteras vuelven a sus actividades normales, las autoridades dejaron claro algunos requisitos a la hora de ingresar al país, como la presentación de un certificado de vacunación o una exención aprobada. Los ciudadanos deberán hacerse dos pruebas de Covid-19 después de llegar, sin embargo, no es necesario realizar ninguna cuarentena.

Este lunes, los primeros viajeros que realizaban su llegada al país a través del aeropuerto internacional de Auckland expresaron su alegría de poder regresar. "Voy a ver a mi familia después de casi dos años y voy a ver a mi sobrino por primera vez", manifestó uno de ellos con lágrimas en los ojos.

"Han pasado más de dos años y medio desde que llegó el Covid, así que esta es la primera vez que regresamos", expresó otro de los viajeros que acababa de bajar de un avión.

Reactivación plena del turismo

El país permitirá a partir de ahora que los cruceros y yates de recreo extranjeros atraquen en sus puertos, el primero de ellos ya tiene previsto llegar el próximo 12 de agosto al puerto de Auckland, una noticia que fue recibida con beneplácito por el ministro neozelandés de Turismo, Stuart Nash, quien manifestó que el regreso de los barcos será un impulso para las industrias locales.

"La mayoría de las visitas de cruceros son durante los meses más cálidos de octubre a abril, y el verano es nuestra temporada turística excelente en general. Esto significa que la industria estará a todo vapor", manifestó Nash.

Las fronteras del país dieron un primer paso de apertura el 28 de febrero de este año, con una medida que solo beneficiaba a los neozelandeses. Se levantaba la limitación de entrada a un número determinado ciudadanos nacionales al día. La restricción tenía como objetivo que las autoridades pudieran controlar y verificar el estado de salud de quienes ingresaban y evitar así que el virus se propagara por el territorio.

Desde ese momento, el Gobierno puso en marcha un plan de cinco etapas en el que establecía el relajamiento progresivo de las restricciones con el paso de los meses.

Nueva Zelanda cuenta con 5 millones de habitantes, el 96% de la población está vacunada con dos dosis y en la actualidad existen más de 1,6 millones de casos de Covid-19. La pandemia ha dejado desde que inició más de 1.500 víctimas mortales.

Con Reuters y EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.