Nueva Zelanda prometió donar 800.000 vacunas al plan de la OMS

·2  min de lectura
La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern
La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern

GINEBRA.- Nueva Zelanda anunció este jueves que va a donar vacunas de coronavirus suficientes para más 800.000 personas a través del plan Covax que está destinado a abastecer a los países en vías de desarrollo.

Jacinda Ardern, la premier de Nueva Zelanda, fue la primera líder en prometer donaciones de dosis para los países con menor acceso a las vacunas en un evento de la Alianza de Vacunas Gavi. Algunos países europeos, como Dinamarca, Noruega, Holanda y Suecia, prometieron nuevos fondos a Covax.

“Son ideales”: el país europeo que aprovechará los shoppings para vacunar contra el coronavirus

“Covax tiene como objetivo asegurar a todas las economías a tener acceso a las vacunas contra el Covid-19. Cuantos más países apoyen el plan, mayores serán las chances de éxito”, explicó la Alianza Gavi en su cuenta de Twitter. “Por eso estamos agradecidos con Francia y Nueva Zelanda por comprometerse hoy en donar vacunas contra el coronavirus”, celebró.

“El financiamiento adicional de donantes y países (…) permitirá que Covax asegure 1800 millones de dosis de vacunas para 92 países de bajos ingresos para fin de año”, mencionó un comunicado de Gavi publicado hoy. Hasta ahora, Covax envió más de 38 millones de dosis a 111 países.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El director ejecutivo de Gavi, Seth Berkley, apuntó contra los países de altos ingresos en un evento virtual de la fundación. “El suministro mundial es increíblemente escaso en este momento. Pero también sabemos que muchos países de altos ingresos han pedido más vacunas de las que necesitan”, dijo. Por eso, pidió la distribución de dosis extra “lo antes posible para cubrir las poblaciones de alto riesgo durante este período de suministro limitado”.

Se sumó al reclamo la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore, pidiendo a los países más ricos que inviertan generosamente en Covax y que donen sus excedentes, ya que es la única forma de frenar la pandemia y de que “la economía mundial vuelva a encarrilarse”.

El jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguró que algunos países que se habían inscrito en Covax no habían recibido ninguna dosis, ninguno había recibido suficientes y algunos no estaban recibiendo sus asignaciones de segunda ronda de vacunas a tiempo.

Coronavirus: Angela Merkel se vacunará con la primera dosis de AstraZeneca

Por su parte la primera ministra noruega, Erna Solberg, insistió en que se necesitan otros 22.000 millones de dólares para lograr el acceso a herramientas contra el coronavirus, tanto para apoyar tratamientos como pruebas.

“Estas cifras pueden parecer altas, pero son pequeñas en comparación con la pérdida económica mundial si esta crisis continúa. Las nuevas variantes del virus dejan en claro que tenemos que actuar más rápido”, dijo.

Agencia Reuters