Nueva Zelanda dice no fue notificada por las autoridades chinas sobre COVID-19 en su carne

·2  min de lectura

WELLINGTON, 15 nov (Reuters) - Nueva Zelanda dijo que no había sido notificada de ningún problema con sus exportaciones de carne congelada, después de que las autoridades chinas informaron que habían hallado coronavirus en sus productos.

La ciudad china de Jinan dijo que durante el fin de semana había encontrado COVID-19 en su carne y tripas, y en su empaque proveniente de Brasil y Nueva Zelanda, mientras otras dos capitales provinciales lo detectaron en el empaque de cerdo de Argentina.

"Nueva Zelanda no ha sido informada de esto oficialmente por las autoridades chinas", dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores y Comercio en un comunicado cuando allí ya era lunes.

"Las autoridades de Nueva Zelanda están trabajando ahora para determinar el origen y la veracidad de estos reportes", agregó.

Las autoridades de Jinan, capital de la provincia de Shandong, en el este de China, dijeron que los alimentos involucrados fueron importados por una unidad de Guotai International Group y por Shanghai ZhongliDevelopment Trade. Ingresaron a través de puertos de Shangái, agregaron.

La primera ministra, Jacinda Ardern, dijo el lunes en una entrevista con la emisora estatal TVNZ que había sido informada que no era carne bovina de Nueva Zelanda la que tenía COVID-19.

"Nos han informado que es carne argentina, así que estamos tratando de llegar al fondo de lo que se informa allí", dijo Ardern.

China, el principal comprador de carne del mundo, encontró la semana pasada coronavirus en el empaque de carne argentina en Shandong y Jiangsu, y en el empaque de carne brasileña en Wuhan.

El país asiático ha incrementado las pruebas sobre los alimentos congelados después de detectar el virus en productos importados, lo que desató prohibiciones a importaciones, incluso cuando la Organización Mundial de la Salud ha dicho que el riesgo de contraer COVID-10 de alimentos congelados es bajo.

(Reporte de Praveen Menon. Editado en español por Lucila Sigal)