Nueva Zelanda no logra contener su nuevo brote de Covid-19 y extiende una cuarentena nacional

·2  min de lectura
La primera ministra de Nueva Zelanda Jacinda Ardern anunció hoy la postergación de los comicios en una conferencia de prensa
La primera ministra de Nueva Zelanda Jacinda Ardern anunció hoy la postergación de los comicios en una conferencia de prensa

WELLINGTON.- A una semana de haber confinado a la población tras el registro del primer contagio de Covid-19 por transmisión local en seis meses y preocupada por el avance de la variante delta, Jacinta Ardern extendió las restricciones en todo Nueva Zelanda hasta el 31 de agosto.

Un caso de coronavirus registrado en Auckland la semana pasada terminó con el récord de seis meses consecutivos exentos de contagios locales en el país, uno de los pocos lugares del mundo que tenían el privilegio de estar libres de Covid-19.

Para este viernes ya llevan reportados 347 casos vinculados a aquel foco, 70 de los cuales fueron registrados en las últimas 24 horas. La expansión del virus llevó a Ardern a endurecer las medidas de contención, por prevención, aunque la premier mostró algo de esperanza respecto de la situación. “Estamos viendo el comienzo de un estancamiento de los casos (...) Nuestro trabajo es seguir con este duro esfuerzo”, afirmó, en declaraciones públicas.

Pase sanitario: Río de Janeiro exigirá el certificado de vacunación para cines, gimnasios y atracciones turísticas

Ardern justificó la medida restrictiva al indicar que que “todavía se necesita precaución” porque “la variante delta es definitivamente más infecciosa, y se mueve más rápido”.

El objetivo del gobierno de Nueva Zelanda es reducir ligeramente las restricciones a partir del 31 de agosto en la mayoría del territorio, salvo en la ciudad de Auckland, que concentra casi todos los casos, y su vecina región de Northland.

En fotos: impactantes imágenes de las explosiones cerca del aeropuerto de Kabul

Es la tercera vez que Ardern extiende el confinamiento ante el brote de la variante delta, desde la semana pasada.

Nueva Zelanda promueve una estrategia de eliminación del virus que contempla estrictos controles fronterizos y severos confinamientos cuando se detectan contagios locales. Gracias a ello, hasta el momento, las víctimas fatales de la pandemia son 26 personas, entre los cinco millones de habitantes que tiene el archipiélago de Oceanía.

Hasta el momento, en el país se han administrado más de dos millones de dosis de la vacuna contra el Covid-19, y cerca de un millón de personas cuentan con el esquema de vacunación completo.

Agencias AFP y DPA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.