Nueva Zelanda: el audaz aviso del gobierno con actores porno que se volvió viral

LA NACION

Una mujer vestida de entrecasa y con una taza de té en la mano abre la puerta para atender a quien golpea y descubre frente a sí a una pareja de actores porno -hombre y mujer- completamente desnudos. El impacto de la señora al encontrarse con ese dúo sin ropa es similar al que produjo ese video, producido por el Gobierno de Nueva Zelanda para concientizar sobre el uso de Internet, y que rápidamente se volvió un fenómeno viral.

Se trata de un anuncio oficial neozelandés que forma parte de una serie de videos para llamar la atención sobre las buenas maneras de usar Internet y los peligros que puede traer aparejado su uso sin conciencia ni control.

Madeleine McCann: sale a la luz una escalofriante frase del principal sospechoso

En el caso de esta pieza, la intención es alertar sobre el acceso que pueden tener los niños a la pornografía a través de las redes, y la necesidad de que los temas relativos al sexo se traten de manera adulta, en conversaciones con los padres, y no mediante el consumo de cine para adultos.

El aviso

En el video, que ya fue visto por millones de personas en redes sociales, se ve a estos dos personajes -interpretados por actores que hacen de estrellas de pornografía- ante una atónita señora llamada Sandra, actuada por la comediante neozelandesa Justine Smith. La mujer desnuda comienza la conversación con una frase inquietante: "Hola. Somos Sue y Derek. Estamos aquí porque tu hijo nos acaba de ver en Internet, ya sabés, para mirarnos".

Luego de que la señora de la casa llama de un grito a su hijo, los visitantes de la casa continúan su exposición: "Ya sabés, él nos ve en su tablet, el iPad, la Play Station, su celular, el tuyo, la tele".

"Nosotros actuamos para adultos, pero tu hijo es solo un niño", agregan los actores. "Quizá él no sepa cómo son en realidad las relaciones -siguen ellos-. Nosotros ni siquiera hablamos de consentimiento, ¿verdad? nos metemos en faena directamente", dice la actriz, en tanto que él agrega que "nunca actúo así en la vida real".

Realeza: el raro detalle en una foto del príncipe Carlos que causó preocupación

En ese momento, se ve a un niño que baja las escaleras, y al ver a la pareja desnuda -la mujer incluso lo saluda por su nombre- se paraliza y deja caer el vaso que llevaba en la mano.

Al comprender el mensaje que le había traído la pareja, la mujer mira a su hijo y le dice: "Parece que ha llegado el momento de tener una charla sobre las diferencias que hay entre lo que ves en Internet y las relaciones en la vida real. ¡Sin juzgar!".

El anuncio lo cierra una voz en off que señala: "Muchos niños usan Internet para aprender sobre sexo. Intentemos de que entiendan cuál es la verdad".

La campaña

El anuncio, que alerta sobre la necesidad de que los padres vigilen lo que pueden mirar su hijos en la red, es parte de una campaña cuyo título es Keep it real online (algo así como "mantengámoslo honesto online") y que trata, entre otros temas, el acoso cibernético, el grooming, o la facilidad del acceso de los niños a escenas violentas.

La campaña, llevada adelante por la agencia publicitaria Motion Sickness, cuyos directivos se mostraron "deslumbrados" por la repercusión a nivel mundial que tuvieron los avisos.

"Los padres deben sentirse seguros cuando se enfrentan a tratar estos problemas. A fin de cuentas, ellos son la mejor opción para mantener a sus hijos seguros", explicó Hilary Ngan Kee, directora estratégica y vocera de Motion Sicknes al sitio especializado en publicidad de Nueva Zelanda Campaign Brief.

"Los padres se enfrentan a sus peores pesadillas en la red, en el mismo interior de su casa. Pero lo más importante es que permanezcan tranquilos, sosegados y seremos a la hora de hablar de todos esos temas con sus hijos", concluyó Kee.