Zaldívar admite queja contra jueza por irregularidad

·3  min de lectura

CUERNAVACA, Mor., abril 26 (EL UNIVERSAL).- La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) admitió a trámite la queja administrativa presentada por la Cámara de Diputados contra Erika Anayeli Torrez Santiago, jueza cuarta de distrito en el Estado de Morelos, señalada de actuar de forma irregular en la sustanciación del juicio amparo que promovió el fiscal general de Morelos Uriel Carmona Gándara, contra su desafuero solicitado por la Fiscalía General de la República (FGR).

La queja fue admitida a trámite por el propio presidente de la SCJN, Arturo Zaldívar Lelo de la Rea, y enseguida ordenó su instrucción y el envío del expediente para conocimiento de los integrantes de la Unidad General de Investigación y Responsabilidades Administrativas, máximo organismo que resuelve las faltas, delitos y errores administrativos de los juzgadores federales.

El acuerdo del ministro presidente, expuesta en estrados, se refiere a la queja que presentó la Cámara de Diputados ante el Consejo de la Judicatura Federal contra la juez por supuestas irregularidades en la admisión del juicio de amparo, y la suspensión que emitió a favor del fiscal morelense.

Uno de los puntos de la queja señala que el comportamiento irregular de la juez se debe a que su esposo, el litigante Eduardo Giménez de Haro, "guarda relación profesional y de amistad con Uriel Carmona Gándara, por lo que debería existir impedimento jurídico por parte de la citada juzgadora para conocer del juicio de referencia".

La queja señala asimismo que la juez ha demostrado parcialidad en el juicio porque los recursos de queja y recursos de revisión interpuestos por el Congreso Federal, el Congreso Local, la SEIDO, la FGR y el Gobierno de Morelos, no han sido turnados al Tribunal Colegiado.

El caso del fiscal, vinculado a la queja que presentó la Cámara de Diputados contra la juez, inició en diciembre pasado cuando la FGR inició una investigación de carácter penal en contra del fiscal morelense, y encontró elementos para suponer su responsabilidad en delitos de orden federal por lo que solicitó a la Cámara de Diputados la declaración de procedencia y así procesar al servidor público de Morelos.

Posteriormente, en febrero pasado, el fiscal presentó un juicio de amparo que correspondió analizar a la juez Torres Santiago y le concedió la suspensión para evitar su desafuero hasta en tanto se resuelva el fondo del juicio de amparo.

La semana pasada el pleno Legislativo ordenó a la Sección Instructora reabrir el juicio de desafuero contra el fiscal de Morelos, Uriel Carmona Gándara, que había quedado suspendido desde marzo pasado por efecto del amparo que emitió la jueza Torres Santiago, pero tras un acuerdo de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) se consideró retomar el juicio porque en opinión de los diputados la Sección Instructora está excluida de los efectos de la suspensión judicial.

En respuesta el fiscal Uriel Carmona Gándara promovió un incidente al considerar que el acuerdo de la Cámara de Diputados violenta el cumplimiento de la suspensión definitiva que le concedió la jueza cuarto de distrito.

En su nuevo juicio de amparo 5/2021, el fiscal pide al juzgado federal la apertura del incidente y que aclare los efectos de la medida cautelar que le fue otorgada, pero también pide requerir a la Sección Instructora del Congreso de la Unión que se abstenga de pronunciarse en torno al tema del fuero constitucional.

El juzgado dio entrada al incidente y emplazó a la Cámara de Diputados para que en tres días, contados a partir de la notificación, rinda los informes requeridos para atender el recurso interpuesto por el fiscal.