Zárate: renunció a su cargo municipal la madre de uno de los imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa

LA NACION

La municipalidad de Zárate esta semana, tras el crimen de Fernando Báez Sosa

La arquitecta Rosalía Zárate, secretaria de Obras Públicas de la ciudad bonaerense de Zárate, madre de Máximo Thomsen, de 20 años, uno de los rugbiers imputados como coautor del homicidio de Fernando Báez Sosa, de 19 años, en Villa Gesell, renunció ayer a su cargo, confirmaron hoy a la agencia Télam fuentes oficiales.

La profesional, que hace 12 años trabaja en la municipalidad, presentó ayer su renuncia "dada su situación personal" que hace que "no esté en condiciones de continuar en el cargo", explicó un vocero de la municipalidad.

El intendente interino, Ariel Ríos, "le aceptó la renuncia con acuerdo del intendente Osvaldo Cáffaro", agregó la fuente.

En tanto, Marcial Thomsen, padre del rugbier, aseguró hoy que lo que ocurrió "es una pesadilla total" y que su hijo "está totalmente destrozado", al salir de visitarlo en la comisaría de Pinamar donde se encuentra detenido.

Vestido con una remera azul, anteojos de sol y una gorra, el hombre dijo a la prensa que está "destruido" y que en su familia están "muertos todos".

Su hijo es uno de los diez jóvenes que permanecen detenidos desde hace una semana por decisión de la fiscal de Villa Gesell, Verónica Zamboni, quien les imputó el delito de "homicidio agravado por premeditación de dos o más personas" en perjuicio de Báez Sosa a la salida del boliche Le Brique.

El hombre enfrentó por primera vez a los medios y señaló que su hijo "está totalmente destrozado" y negó que haya existido un "plan" para asesinar a la víctima.