Yucatán registra 3 suicidios en los primeros días del 2021

·3  min de lectura

MÉRIDA, Yuc., enero 3 (EL UNIVERSAL).- Durante las festividades navideñas en Yucatán se registraron 5 suicidios, cerrando el año 2020 con un número mayor a las 200 muertes autoinflingidas en la entidad.

En tanto, en el arranque del año 2021 se dieron a conocer tres casos de suicidios en Kanasín (municipio conurbado a Mérida) de dos hombres y una mujer, que, en estado de ebriedad, utilizaron el método del ahorcamiento para terminar con sus vidas estando en sus respectivos domicilios.

En julio del 2020, ocurrieron dos casos muy sonados de dos niñas de 11 años de edad que se quitaron la vida por la vía del ahorcamiento. Ambos casos en colonias del sur de la ciudad de Mérida. De las más de 200 muertes, 15 de ellas fueron de menores de edad.

En septiembre pasado, se registraron en 7 días 7 suicidios. Tres en Kanasín y uno en Mérida, otro en Tahdziú, uno más en Progreso y el último fue el de un joven de 26 años que se quitó la vida en su casa ubicada en la población de Tunkás.

Este fue el mes más trágico por el elevado número de personas que decidieron suicidarse, contando 29 casos. Hasta el 18 de octubre se habían contabilizado 183 muertes autoinflingidas.

El primer caso del 2021 ocurrió en un predio del fraccionamiento Francisco Villa Oriente, donde un hombre de 50 años se ahorcó en una reja en el pasillo de su casa. El cuerpo fue hallado por una vecina cuando salió para ir a comprar comida para desayunar.

El segundo caso fue en la colonia Santa Cecilia de Kanasín, donde Julio "N", de 50 años, quien celebraba el Año Nuevo con sus familiares, tuvo una discusión con su esposa por lo que sus familiares lo llevaron a su habitación a dormir. Sin embargo, su yerno fue a ver si todo estaba bien, pero desafortunadamente lo encontró ahorcado.

El tercer caso de este año fue una mujer de 43 años de nombre Reyna Mercedes M. C. que se quitó la vida por la vía del ahorcamiento durante las primeras horas del 2021 en el municipio de Kanasín.

Los hechos ocurrieron en la calle 108-E del fraccionamiento Almendros. Aún se desconocen las causas que la orillaron a tomar la decisión.

Acerca de estos casos, el doctor Gaspar Ordoñez, psiquiatra y especialista, comentó que esta situación es grave debido a la poca o nula información respecto a qué debemos de hacer con parientes o cercanos y nosotros mismos cuando hay señales de depresión, ya que aún existe un estigma o tabú en torno a esta problemática y no ha sido atendida de la mejor forma.

Aseguró que el factor económico puede ser parte de esta situación, debido a la cantidad de población que ha cerrado sus negocios, han sido despedidos de sus empleos o suspendieron algún proyecto que genere ingresos, lo cual provoca frustración y estrés en las personas.

"El suicidio no es un asunto meramente médico, hay que contemplarlo desde varios ángulos, económicos, social, rural, individual, biológicos; no existe como un virus, es una creación personal, individual y social. con todas estas situaciones, con estos deseos de vivir plenamente, y finalmente son frustrados lo que no permite a esa gente vivir en felicidad".