Yovanna Torres, 7 años sin justicia

Alejandro Romo/ NW Aguascalientes

La madrugada del 26 de mayo de 2013, Yovanna Yaneth Torres Briseño, falleció al interior de un salón de fiestas en la colonia Altavista. Para la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) –hoy Fiscalía General del Estado-, la muerte fue derivada de un suicidio, pues el cuerpo de la mujer de 28 años fue encontrado suspendido en el aire.

Sin embargo, para familiares de Yovanna no se trató de un suicidio, sino de un feminicidio, pues el hallazgo del cuerpo fue realizado por su esposo, Carlos Alberto Reyes Jáuregui, además de haberse encontrado indicios que pudieron confirmar posibles actos de violencia previos a su muerte, los cuáles no fueron considerados por la PGJE en su averiguación previa.

Cinco años después de la muerte de Yovanna, una juez federal ordenó reabrir el caso, ante las sospechas de que se tratara de un posible feminicidio.

A siete años de los hechos, la Fiscalía General del Estado no ha reabierto la investigación, ni se han considerado nuevos indicios en la carpeta de investigación, según informa la coordinadora del Observatorio de Violencia Social y de Género (OVSG), Violeta Sabás Díaz de León, quien brinda acompañamiento a los familiares de Yovanna.

En el amparo que fue ganado en el tribunal colegiado, se señalan 20 puntos en los que la Procuraduría General de Justicia fue omisa, al no incluir elementos que acreditaban la comisión de un crimen y no un suicidio.

“No se hicieron peritajes, no se acordonó de forma correcta la zona, la autopsia no se realizó de una forma correcta, entonces desde 2018 la fiscalía es señalada por estos actos de negligencia y omisiones y desde 2018 se había dado un gran paso, fue algo histórico para Aguascalientes ya que por primera vez se ordenó que se reabra una investigación por orden de un órgano de justicia superior, para que se abra un proceso que ya estaba determinado como un suicidio”.

La activista subrayó que en el proceso de investigación se perdieron elementos de gran valor que no fueron considerados por la fiscalía, que eran básicos para reconsiderar los hechos y validar el feminicidio.

“Hubo una falta de investigación desde un inicio, se perdieron pruebas valiosísimas que en este momento son irreparables, no se pueden conseguir, ni siquiera se tienen fotografías de la escena, de lo que sucedió, que den cuenta para tener una investigación más oportuna, no se hicieron peritajes que son imprescindibles, incluso en los casos de suicidio”.

De igual modo, denunciaron negligencias del director de Investigación Pericial, Jorge Sosa Medina, quien fue el encargado de aportar los dictámenes periciales de la muerte de Yovanna Torres, y también es el mismo de revisar el expediente tras el ordenamiento de la juez federal, por lo que las integrantes del OVSG y los familiares consideran que el trabajo podría no ser el más adecuado.

“Ha sido negligente en reiteradas ocasiones, incluso cuando se regresa la carpeta de investigación para que la ministerio público integre lo suficiente para que pueda regresarse al Juzgado Sexto Penal, se vuelve a llamar a este mismo director, que es quien estaba a cargo de los peritos que cometieron estas negligencias y se vuelve a solicitar que él sea quien revise el expediente”, puntualizó.

Por lo anterior, hizo un llamado a la Fiscalía General del Estado para que se retome la investigación de forma inmediata y se continúe en apego a la perspectiva de género y los protocolos sobre muertes violentas de mujeres.

“Ya diseñamos la estrategia, se solicita al Juzgado Sexto Penal que regrese la carpeta de nuevo a la fiscalía para que se puedan integrar y subsanar las fallas que encuentra el juzgador, pero sabemos que si esta visión no cambia en la fiscalía y siguen siendo los mismos operadores de justicia, que han sido omisos y negligentes en ocasiones anteriores, no va a pasar absolutamente nada”.

Por último, Violeta Sabás Díaz de León mencionó que además del caso de Yovanna Torres, hay nueve casos más de probables feminicidios, en los que se tiene una apreciación distinta a la de la fiscalía, en torno a la forma de juzgar los hechos de las muertes de mujeres.

“Nosotros acompañamos actualmente 10 procesos de feminicidios, unos en los que la fiscalía ha sido insistente desde que se comete el feminicidio en que fue un suicidio, uno incluso tuvieron que retractarse del dicho del ministerio público porque otras personas encontraron evidencias contundentes, encontraron las pertenencias de la víctima”.

Cuelgan manta en glorieta del Quijote

Posterior a la entrevista con medios de comunicación, integrantes del Observatorio de Violencia de Género y familiares de Yovanna Torres colocaron una manta para exigir la reclasificación de los hechos como un feminicidio, la cual instalaron en la glorieta del Quijote, que se ubica a unos metros de las instalaciones de la Fiscalía General del Estado, además de teñir de rojo el agua de la fuente que se ubica en el lugar.

Después de unas horas, la manta fue retirada por un elemento de la Policía Municipal de Aguascalientes.