Los youtubers se están mudando a Andorra y son investigados

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 25 (EL UNIVERSAL).- En el pasado para ser una gran estrella era necesario el apoyo de los medios de comunicación tradicionales. Con la adopción masiva de las redes sociales hoy prácticamente cualquier persona puede hacerse famosa en internet y, con ello, ganar millones.

Hasta hace unos años una de las ventajas de ser un exitoso influencer es que no había mucho control fiscal sobre sus ganancias. No obstante, pueden llegar a acumular tal fortuna que los gobiernos les están poniendo más atención y, por ello, algunos están buscando tierras más amigables, es el caso de Andorra.

A pesar de que muchos influencers de las redes sociales no acostumbran hacer alarde sobre cuánto les pagan las plataformas es bien sabido que, por ejemplo en el caso de YouTube, pueden recibir importantes cantidades por las vistas de sus videos es por ello que países como España están ejerciendo mayor control fiscal sobre ellos.

La situación se ha vuelto todo un tema en aquel país pues ya son varias las grandes estrellas de internet que, con la intención de pagar menos impuestos, deciden mudarse a Andorra, un pequeño país que desde hace años ha sido refugio de grandes fortunas españolas de artistas, empresarios y deportistas, solo que ellos lo hacían con discreción.

Ahora la autoridad de Hacienda en España está investigando al respecto pues un buen número de youtubers, abiertamente, han hablado de mudarse a Andorra y hasta registran en video las casas que compran o alquilan. De hecho, en los últimos años, al menos cinco de los diez creadores de YouTube con más audiencia se han ido a vivir entre las montañas.

La situación, como reporta el periódico El País de España, preocupa a Hacienda debido a la pérdida de ingresos para el erario, pero no solo por eso, sino también por el precedente que deja entre los ciudadanos más jóvenes de España.

Las investigaciones por ahora solo son por la vía administrativa, es decir que incluyen el análisis de viajes, consumos y tarjetas de crédito, pero podría llegar a más. Y es que las leyes fiscales actuales no están pensadas para quienes hacen su fortuna en el mundo digital, lo que significa que, aunque no le guste al gobierno, los jóvenes no están cometiendo fraude.

Mientras tanto el gobierno de Andorra está feliz con la presencia de los youtubers que aportan a su economía y afirma que está haciendo cumplir sus leyes al comprobar, por ejemplo, que los influencers vivan al menos 6 meses del año en su país.

Entre los primeros en abandonar España e irse a Andorra estuvieron Guillermo Díaz (Willyrex) y Samuel de Luque (Vegetta777) este último dijo en su momento que estaba dispuesto a tributar un 15% pero no el casi 50% que se le exigía.

Más allá del porcentaje de impuestos, una de las razones que dan los youtubers para buscar nuevos horizontes es que no saben cuánto tiempo podrán vivir de su fama en internet.

Uno de los casos más recientes que aumentó el debate sobre el tema es el de Rubén Doblas, conocido popularmente como El Rubius, que se mudará a Andorra después de 10 años pagando impuestos en España. "Me hubiese ido hace muchos años. Literalmente, todos mis amigos están allí. Sé que habrá gente que me critique, pero no me preocupa", explicó hace unos días.

También David Cánovas, conocido como The Grefg, quien recientemente rompió el récord de vista en Twitch, vive Andorra en 2018, debido a que, como él mismo declaró: "En realidad es por el tema de los impuestos. Esto es un choque entre moralidad y legalidad, claro, pero donar la mitad de lo que gano porque 'amo mi país' no lo veo. Cuando estás en mi situación, cambias tu manera de pensar".