Cuidadoras latinas reclaman equipos de protección para el COVID-19 en Nueva York

Agencia EFE

Nueva York, 8 jul (EFE).- Cuidadoras domésticas de origen latinoamericano reivindicaron este miércoles ante las autoridades de Nueva York su trabajo "esencial" al cuidado de las personas vulnerables durante la pandemia de COVID-19, se expresaron "enojadas" porque se ha olvidado su esfuerzo y reclamaron que se les suministren materiales de protección suficientes.

"Las trabajadoras se sienten insultadas: han trabajado durante lo peor de la pandemia, tenían que presentarse en los hogares o sus pacientes morirían, pero no se les trata como a los sanitarios" en cuanto a tests, protección ni condiciones, explicó a Efe Sarah Ahn, una representante de "Ain't I a Woman Campaign", organización en la que se han agrupado y que convocó la protesta.

Con carteles en inglés, español y chino, una veintena de mujeres protestaron frente a la oficina del gobernador Andrew Cuomo en la Gran Manzana y entregaron una carta firmada por 700 empleadas domésticas de salud de 60 agencias del estado, en la que piden justicia para un sector compuesto en su mayoría por "mujeres inmigrantes de color" que han estado en "primera línea".

"Tuve el virus durante mes y medio. Murió mi paciente y yo estuve muy grave. Las agencias no nos dan protección ni PPE (Equipos de Protección Personal, en inglés). Somos esenciales, yo trabajo 24 horas y debo comprar los materiales con mi dinero", dijo Yolanda, ecuatoriana, que consideró al gobernador "culpable" de la situación.

"Tenemos derecho a la misma protección que se da en los hospitales. Que no se les olvide: tratamos con amor a los pacientes, de algunos de ellos no están pendientes ni los familiares", agregó en conversación telefónica con Efe, lamentándose de que su agencia le proporciona solo media caja de guantes y 10 mascarillas cada 15 días, y tiene que acudir a por ellos.

Las cuidadoras han reclamado incansablemente que el Gobierno de Nueva York "haga cumplir la ley" que ordena a las agencias proveer PPE en cantidades suficientes a sus trabajadores y denunciaron que "nadie las está suministrando y se han repartido muy pocas" a cada persona, por lo que están gastando sus propios ingresos en protegerse y sienten "miedo".

Otra cuidadora, Brígida, dominicana, agregó que tiene que tomar dos autobuses "antihigiénicos" cada día en El Bronx para acudir a su puesto de trabajo en dos hogares, uno por la mañana y otro por la tarde, lo que suma riesgos al hecho de la falta de PPE en su puesto: "Regreso a casa y en la sala me lo quito todo, porque también tengo que proteger a mi familia", comentó.

"Baño a mis pacientes, necesito protección. El sueldo no me da para comprarlos, lo necesito para cosas personales", añadió esta empleada, que coincidió en expresar lo "enojadas" que se sienten al no ver escuchadas sus reclamaciones tras su esfuerzo en la ciudad que fue epicentro de la pandemia.

El comité de cuidadoras de "Ain't I a Woman Campaign" pidió también al Gobierno de Cuomo que gestione vehículos para transportar a las empleadas en sus viajes al trabajo "hasta que mejore el servicio en el metro y otros transportes públicos, haciendo posible la distancia social" y el fin de los turnos de 24 horas, en los que denuncian que se pagan solo 13.

"Si sigue ignorando nuestras vidas y derechos, no podremos ir a trabajar por la falta de protección necesaria para nosotras mismas y nuestros pacientes, y la preocupación por la propagación del virus. Estamos forzadas a hacer esta elección por la salud y la seguridad de nosotras mismas y nuestros pacientes", recriminaron a Cuomo en su misiva.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear una comunidad segura y respetuosa de cada uno de sus miembros. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad y mientras estamos trabajando en ello, hemos suspendido temporalmente los comentarios en artículos. Gracias por tu comprensión.