Nueva York se asocia con minorías para frenar los crímenes racistas

·2  min de lectura

Nueva York, 27 may (EFE).- La Alcaldía de Nueva York anunció hoy una alianza con seis asociaciones representativas de distintas minorías de la ciudad para poner freno a los rampantes ataques racistas registrados recientemente, sobre todo contra las comunidades asiática y judía.

“En la ciudad de Nueva York no toleramos el odio, la violencia o la intolerancia en ninguna de sus formas”, dijo el alcalde, Bill de Blasio, en una rueda de prensa en la que compareció con representantes de estos grupos.

La nueva iniciativa, que cuenta con un fondo de tres millones de dólares, busca lanzar programas comunitarios a través de las ONG elegidas, que representan a personas de diferentes orígenes étnicos y religiosos.

Las ONG trabajarán con la Oficina para la Prevención de los Crímenes de Odio (OPHC, según sus siglas en inglés), que, además de fondos, ofrecerá apoyo programático.

"No hay una única manera de detener el odio: Se necesita un enfoque en múltiples frentes que incluya leyes sólidas y su aplicación, educación para detener los prejuicios que alimentan la violencia por odio y relaciones comunitarias saludables", dijo la directora de la OPHC, Deborah Lauter.

Las organizaciones son Proyecto Anti-Violencia, la Asociación Árabe Americana de Nueva York, la Federación Asiático Americana, la Federación Hispánica, el Consejo Judío de Relaciones Comunitarias y el Consejo del Clero del distrito 67 (en Brooklyn) .

El proyecto incluye la financiación con entre 5.000 y 20.000 dólares a iniciativas que desarrollen proyectos que reduzcan la violencia y promuevan el respeto comunitario.

Nueva York, al igual que muchas otras ciudades estadounidenses, ha sido testigo de un incremento de los ataques de odio contra la comunidad asiático-americana desde el brote de la pandemia del covid-19, cuyo primer foco se detectó en la ciudad china de Wuhan.

Asimismo, ha sido testigo de agresiones contra la comunidad judía, que se han incrementado en las últimas semanas tras el conflicto armado entre israelíes y palestinos.

Precisamente, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció hoy el refuerzo de la presencia policial en las áreas con gran presencia de la comunidad judía durante los sábados.

"Vamos a proporcionar policías estatales adicionales a las comunidades judías, y especialmente a las instalaciones religiosas y educativas judías. Y vamos a ofrecer protección prioritaria durante los sábados", dijo Cuomo.

(c) Agencia EFE