Ugás sufre fractura de hueso orbital en derrota ante Spence, pero afirma que regresará mejor que nunca

·3  min de lectura
Marcos Pérez

La preocupación inicial era el ojo de Errol Spence Jr. La preocupación actual es el ojo de Yordenis Ugás. El cubano reveló que sufrió una fractura de hueso orbital durante la derrota del sábado en la noche ante el multicampeón de las 147 libras en el AT&T Stadium en Arlington, Texas.

Mucho se había comentado sobre potenciales problemas en el ojo derecho del ahora propietario de tres de los cuatro cinturones en el peso welter, pero fue el antillano quien requirió el cuidado del médico, quien decidió poner fin a la pelea en el décimo asalto, decretando la victoria de Spence por nocaut técnico.

“Primero que nada quería disculparme por no venir a agradecer a todos los que me estuvieron apoyando personalmente después de las peleas, tengo una fractura en el ojo y en los próximos días los médicos dirán cómo me van a tratar’’, escribió Ugás en sus redes sociales. “Estuve anoche en el hospital y pasé toda la mañana también allí y escribo estas palabras con un solo ojo, el otro todavía está cerrado’’.

A medida que se desarrollaba la pelea, el ojo derecho de Ugás comenzó a inflamarse de manera peligrosa y luego de una primera consulta con el galeno, este decidió que podía continuar su combate contra Spence, que ya por el séptimo round había convertido el choque en un asunto que se fue de un solo lado.

Sin embargo, el médico determinó durante el décimo asalto que Ugas no podía ver con su ojo derecho e inmediatamente aconsejó al árbitro que detuviera la pelea para el delirio de los casi 40,000 texanos que acudieron a contemplar la victoria del ídolo local.

Ugás fue diagnosticado con la lesión en el ojo la madrugada del domingo en el Hospital John Peter Smith en Fort Worth, Texas. El cubano fue lesionado por un uppercut de izquierda en el séptimo asalto que hizo el daño; su ojo inmediatamente se hinchó.

A pesar de ese problema, el cubano luchó durante tres asaltos más antes de que el médico del ring le aconsejara al árbitro que detuviera la pelea en el round 10; concluyó que el boxeador no podía ver por su ojo derecho, que estaba completamente cerrado por la hinchazón.

Yordenis Ugás puso el corazón, pero Errol Spence trajo más boxeo para imponerse por KO técnico en Dallas

Por el momento, el pupilo del profesor Ismael Salas no necesita cirugía de emergencia, según su equipo, y será reexaminado en una fecha posterior después de que desaparezca la inflamación para ver si se requiere un procedimiento médico.

Ugás, claro está, sintió el dolor del ojo y de la derrota.

“Pero muy importante para mí era escribirlo para ustedes’’, continuó Ugás.

“Quiero agradecer y agradecer a mi familia, a mi equipo y a todas las personas que me apoyaron. Quiero felicitar a Errol Spence Jr, un gran campeón... y compartir el ring con él. Fue un honor, vino como [lo suele hacer], siempre fuerte, y en los últimos rounds me pegó en el ojo y todo se puso más difícil… el mejor de arriba ganaba en el ring’’.

“Hemos llegado hasta aquí tomando nuestras victorias y derrotas con humildad. Estoy triste, pero en paz. He regresado de la oscuridad. Y ya en este punto he peleado contra Porter, Pacquiao, Spence... algunos de los mejores luchadores de la historia y futuros miembros del Salón de la Fama. Estoy orgulloso de lo que estoy haciendo, dentro y fuera del ring. He ganado millones de corazones. Con el favor de Dios, vendrán grandes días… nos recuperaremos y volveremos más fuertes. Gracias a todos’’.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.