Ejercicios faciales: lo que debes hacer para tener un rostro más firme y tonificado

·4  min de lectura

Es irremediable, todos envejecemos, pero también tenemos la oportunidad de retrasar la llegada de lo inevitable. Es así como una alimentación rica en nutrientes antioxidantes, la correcta hidratación y la práctica diaria de ejercicio físico son las primeras recomendaciones para extender la juventud de nuestro cuerpo y estructuras, pero existen otras técnicas que pueden ser grandes aliadas siempre y cuando se trabajen en conjunto.

Solange Contreras, esteticista con base en Miami, Florida, asegura que si bien son recomendables los ejercicios faciales, de nada sirven para retrasar el envejecimiento de la piel si no tenemos hábitos integrales. “Para que cualquier rutina funcione hay que ayudar el cuerpo de adentro hacia afuera, tomar colágeno, tomar mucha agua, ingerir proteínas y vegetales. Es muy importante que el ejercicio también sea integral, tanto por la salud física, como por la salud emocional: por lo menos caminar, conectarse con la naturaleza o bailar, contribuye con nuestra salud mental y al combatir el estrés podemos combatir el envejecimiento del rostro”.

Asimismo, la especialista asegura que para que realmente funcionen estas rutinas antienvejecimiento, hay que mantener la piel hidratada y, sobre todo, usar protector solar. “Además, herramientas como el rodillo de jade, que se usa frío y se desliza por el rostro, pueden ser grandes aliados en la rutina de ejercicios”.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Ejercicios constantes y pacientes

Un estudio realizado por la Universidad Northwestern de Estados Unidos, publicado en la revista JAMA Dermatology, realizó un ensayo clínico para evaluar el ejercicio facial como una modalidad para mejorar el aspecto de la piel.

El objetivo principal de la evaluación fue determinar la asociación de un programa de ejercicios de los músculos faciales con la apariencia de la cara y el cuello; y como objetivo secundario se plantearon medir la satisfacción de los participantes con la apariencia facial antes y después de completar el programa de ejercicios.

Participaron personas sanas de entre 40 y 65 años con fotodaño, atrofia facial leve a moderada y se les instruyó sobre 32 ejercicios que luego debieron practicar durante 30 minutos diariamente por 8 semanas.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Finalmente el estudió arrojó que realizando ejercicios a diario para fortalecer 57 músculos del rostro y cuello, sí es posible recuperar la elasticidad y lograr que el rostro parezca hasta tres años más joven. El doctor Murad Alam, líder de la investigación, aseguró que los ejercicios faciales pueden mejorar la apariencia, logrando un rostro más firme y tonificado.

Respirar y ser constante, claves del éxito

La autora y experta en el tema, Ara Rosón explica que el yoga facial consiste en el entrenamiento de la musculatura del rostro de forma metódica con ejercicios que no toman más de 10 minutos, pero que requieren constancia y dedicación.

La rutina de cuidado facial que propone la experta contempla estiramientos en algunos casos, trabajo muscular de resistencia en otros. Aunque hay una amplia variedad de ejercicios posibles, Rosón explica que muchos músculos del rostro están conectados entre sí, con lo cual las rutinas inciden en varios músculos de una sola vez.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Los ejercicios propuestos por la experta dejan en evidencia su relación con el yoga, pues acentúan el papel fundamental de la respiración consciente que debe acompañarlos.

En una nota publicada por ABC de España, Rosón comparte algunos ejercicios clave que ofrecen bienestar integral del rostro. Con uno de ellos, llamado “The Cap”, se cubre la frente con las manos y presionamos a la altura de los temporales. Tratamos de mover las orejas hacia atrás y se dirige la tensión hacia la coronilla. Se mantiene la presión por 5 segundos y se repite 5 veces.

Otro, “The Big Smile”, se practica con la boca entreabierta y se dibuja lentamente una sonrisa como estirando las comisuras hacia las orejas y se mantiene la posición tensa durante 5 segundos. Luego, se intensifica la sonrisa y se mantiene por 5 segundos más. Se repite hasta lograr la sonrisa más amplia posible.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Por otra parte, otros ejercicios comunes de yoga facial contemplan la mejora de la papada y la tonificación del cuello.

Para el primero, sujeta tu rostro con el dorso de la mano. Como si esta fuese una bandeja, haz presión de la barbilla contra tu mano, manteniendo el codo recto. Mantén la presión mientras respiras profundamente tres veces. Alterna con la otra mano.

Con el segundo ejercicio, dedicado a la zona del cuello, gira suavemente la cabeza hacia la derecha hasta que quede paralela al hombro, lleva la cabeza suavemente hacia atrás y sostén la posición durante 6 segundos. Vuelve al centro y gira la cabeza hacia el lado izquierdo y repite el procedimiento. Repite todo el ciclo tres veces.

Se recomienda hacer estos ejercicios por la noche, después de la rutina de limpieza e hidratación y antes de dormir, pues te ayudan a liberar estrés, y ese es el primer causante del envejecimiento.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

No toques ese grano: evita los errores más comunes que dañan tu rostro

Los enormes beneficios del té verde para tu rostro (y cómo sacarle el máximo provecho)

Jugos naturales: tus aliados de belleza y salud, si los tomas correctamente

EN VIDEO: Andrea Minski y su rutina de yoga

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.