Yoel Romero y yo tenemos un candado cerrado, pero tiene que abrirlo. Leyenda cubana viaja sin su maestro a París

·3  min de lectura
JORGE EBRO

Yoel Romero viajó a París sin su maestro de mucho tiempo. Por demoras burocráticas, el profesor de artes marciales mixtas Pedro Lay no pudo recibir a tiempo su pasaporte cubano para estar al lado del legendario peleador cubano que este viernes va a su segunda cita dentro de Bellator.

Después de la inconformidad por algo que se pudo haber resuelto con buena voluntad, aunque nunca la hubo, llegó la aceptación de la realidad y el planeamiento para que Romero, quien enfrenta a Alex Polizzi, pueda resolver cualquier enigma que surja en el combate de manera instantánea e individual.

Como suele decir el maestro, él y Romero -que brillara en la UFC- han formado durante mucho tiempo un candado cerrado de ideas y estrategias, pero ahora deberá buscar la llave para descargar su iniciativa y regresar de la capital francesa con una victoria que abriría otras puertas al veterano de 45 años.

¿Cómo asume su ausencia en la esquina de Romero en París?

“Esta es una pelea que prácticamente es crucial. Se trata del retorno después de una derrota. Hace unos meses nos enteremos de la pelea y dijimos, vamos. Mandé a hacer mi pasaporte cubano en enero, pero todavía el pasaporte no está. Me dijeron que se estaba demorando hasta siete meses. Tratamos de pedir un permiso de reentrada, pero tampoco funcionó’‘.

¿Y entonces?

“Tuvimos que hacer un movimiento y él tendrá que ir con un compañero de entrenamiento que ha estado en otros momentos del campamento junto a él. No es la situación ideal, pero confiamos en que Yoel regresará con la victoria de París en su segunda presentación en Bellator’‘.

¿Cuánto le preocupa todo esto?

“Me preocupa como coach. Hay cosas puntuales de retoque en esta última semana que tendremos que modelar a través de videollamadas, pero lo importante en la pelea es lo psicológico, porque son varios años ya trabajando juntos, pero hemos trabajado en base a eso, al modelaje de esa situación y para que él puede despejar incógnitas solo’‘.

¿Podrá solventar casi solo los problemas que aparezcan?

“Este es un gran reto para él. Para él no, para cualquier competidor de algo nivel. Ya llevamos tres años juntos. Ir solo a un evento grande y después de una derrota es complicado, pero ya aceptamos que no puedo ir y él está consciente de eso. Nosostros tenemos una gran relación, un candado cerrado, pero Yoel tiene que abrirlo. Yoel es muy inteligente y siempre busca más’‘.

¿Cómo llega Romero a esta pelea?

“No lo veía de esta manera desde la pela de Australia, cuando venció a Luke Rockhold en el 2018. Su capacidad de reacción, los tiempos de recuperación, la cantidad de asaltos que hicimos, todo ha estado bien programado. Hemos trabajado con luchadores, con gente del jiujitsu, y en el striking, pues esa es su especialidad’‘.

¿Vi que hicieron varios rounds de lucha?

“Sí, retomamos la lucha. Ese era uno de los puntos abandonados por él en su competencia y en su pensamiento táctico, pero hemos recuperado ese elemento y hemos hecho mucha lucha. En el striking y en el jiujitsu ni te cuento, pero la lucha vuelve a un lugar importante’‘.

¿Confía usted que si Romero gana irá por algo grande en Bellator?

“Estoy confiado, pero muy confiado en que vamos a ganar, que este pelea será el despertar.El tiene que demostrar quién es todavía, pero lo hará’‘.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.