Cinco yihadistas condenados a muerte por matar a un bloguero en Bangladesh

Dacca, 16 feb (EFE).- Un tribunal de Bangladesh condenó a muerte este martes a cinco miembros de un grupo islamista local vinculado a la organización yihadista Al Qaeda por el asesinato en 2015 del escritor y bloguero estadounidense de origen bangladesí Avijit Roy.

Un sexto acusado fue condenado a cadena perpetua por el juez Mojibur Rahman del Tribunal Antiterrorista de Dacca, afirmó a Efe el fiscal Golam Sharuar Khan.

Roy fue asesinado a machetazos a finales de febrero de 2015 en el campus de la principal universidad pública bangladesí, la Universidad de Dacca, cuando regresaba de una feria literaria. Su mujer, Rafida Afrin, que lo acompañaba, resultó herida.

El juez encontró a los seis acusados, miembros todos ellos del grupo islamista local Ansar al Islam y entre los que se encuentra el ex alto mando del Ejército bangladesí Syed Ziaul Haque, culpables del asesinato de Roy.

Solo cuatro de los condenados estaban presentes en la sala cuando el veredicto fue anunciado, ya que Ziaul y un cómplice permanecen prófugos de la justicia.

"La motivación tras el asesinato era bloquear y desalentar la libertad de expresión atacando la seguridad pública, para que nadie pudiese ejercer estos derechos en el futuro", dijo Khan.

El bloguero, residente en Estados Unidos y que había viajado a la nación asiática para participar en el evento, escribía textos seculares y su muerte a manos de yihadistas conmocionó a la clase liberal bangladesí.

Su asesinato se enmarca en la serie de asesinatos a blogueros, intelectuales, miembros de minorías religiosas y extranjeros que se produjo en Bangladesh entre 2013 y 2016 por grupos extremistas religiosos en un país donde el 90 % de la población es musulmana.

Cuatro de los condenados a muerte por el asesinato de Roy recibieron la pena capital el pasado 10 de febrero por el asesinato de Faisal Arefin Dipan, propietario de la editorial Jagriti Prokashani que había publicado trabajos de Roy.

Dipan fue asesinado a machetazos en su oficina situada en un barrio céntrico de la capital el 31 de octubre de 2015, y el suceso ocurrió solo horas después de que otro editor y dos blogueros laicos resultaran heridos en otros ataques islamistas en Dacca.

(c) Agencia EFE