Yemen: cada nueve minutos un niño menor de 5 años muere a causa de la guerra

·2  min de lectura

La guerra de Yemen, que empezó hace siete años, habrá matado a 377,000 personas de forma directa e indirecta a finales de este 2021, indicó la ONU en un informe publicado este martes.

La mayoría de las muertes en Yemen ocurren debido al impacto del conflicto en los precios de los alimentos y al deterioro de la sanidad.

Estas muertes han sido en su gran mayoría de niños, que son especialmente vulnerables a la desnutrición. En 2021, un yemení menor de cinco años muere cada nueve minutos. En 2030, un niño morirá cada cinco minutos.

El programa para el desarrollo alerta de que más de un millón de personas pueden morir si la guerra se extiende hasta 2030. Si logra frenarse y se invierte en desarrollo, podría erradicar la pobreza extrema.

No te pierdas: Yemen: 10,000 niños han sido asesinados o mutilados y 400,000 sufren desnutrición aguda grave

Un 60 por ciento de las 377,000 víctimas que ha dejado el conflicto de Yemen hasta el momento no han muerto por las bombas o balas, sino por los efectos sociales de la crisis, como el hambre y las enfermedades prevenibles.

La proporción puede alcanzar el 75 por ciento si el conflicto se prolonga hasta 2030, cuando se calcula que podrían morir 1.3 millones de personas, alerta un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

“Éste es uno de los mensajes clave del informe. A menudo medimos el coste de las guerras en términos de víctimas de los combates, pero en el caso de Yemen el número de personas que ha muerto por las consecuencias del conflicto excede a las que han muerto en el campo de batalla”, dijo Achim Steiner, administrador del PNUD.

El informe “Evaluación del impacto de la guerra en Yemen: Caminos para la recuperación” pone énfasis en los efectos de la crisis en el desarrollo y el bienestar.

El conflicto ya ha empujado a 4,9 millones de personas a la malnutrición, y este número aumentará a 9,2 millones en 2030 si la guerra persiste. El estudio prevé que, a finales de 2021, 15,6 millones de yemeníes vivirán en la pobreza extrema, y la cifra aumentará a 22,2 millones en 2030, el 65 por ciento de la población.

Se calcula que, en los últimos seis años, la crisis ha hecho que Yemen pierda 126.000 millones de dólares de crecimiento económico potencial. Si la guerra continúa, en 2030 el PIB perdido podría ser de casi 422.000 millones de dólares, es decir, 28.100 millones al año. N

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.