Xi llama a la unidad mientras China entra en "nueva fase" de política contra COVID

FOTO DE ARCHIVO. El presidente chino, Xi Jinping, saluda después de su discurso mientras los nuevos miembros del Comité Permanente del Politburó se reúnen con los medios de comunicación tras el 20º Congreso Nacional del Partido Comunista de China, en el Gran Salón del Pueblo, Pekín, China

(Reenvía para aclarar en primer párrafo que son los primeros comentarios al público chino en vez de sus primeros comentarios públicos)

Pekín, 31 dic (Reuters) -El presidente chino, Xi Jinping, pidió el sábado más esfuerzo y unidad a medida que el país entra en una "nueva fase" en su enfoque para combatir la pandemia, en sus primeros comentarios hacia el público chino sobre el COVID-19 desde que su Gobierno cambió de rumbo hace tres semanas y relajó su rigurosa política de confinamientos y pruebas masivas.

En un discurso televisado para conmemorar el Año Nuevo, Xi dijo que China había superado dificultades y desafíos sin precedentes en la batalla contra el COVID-19, y que sus políticas fueron "optimizadas" cuando la situación y el momento lo requerían.

"Desde el estallido de la epidemia... la mayoría de los equipos y las masas, especialmente el personal médico, los trabajadores de base enfrentaron las dificultades y perseveraron con valentía", dijo Xi.

"En la actualidad, la prevención y el control de la epidemia están entrando en una nueva fase, todavía es un momento de lucha, todos perseveran y trabajan duro, y el amanecer está por venir. Trabajemos más duro, la persistencia significa victoria y la unidad significa victoria".

A principios de este mes, Pekín eliminó su enfoque característico de cero COVID basado en pruebas masivas, cuarentena centralizada y confinamientos, que había mantenido durante casi tres años.

El cambio de política ha provocado una ola de infecciones en todo el país, una mayor caída en la actividad económica y la preocupación internacional, con Reino Unido y Francia convirtiéndose en los últimos países en imponer restricciones a los viajeros de China.

La decisión de China de abandonar la política de cero COVID la alineó con un mundo que se ha reabierto en gran medida para vivir con el virus.

El paso siguió a protestas públicas sin precedentes por la política defendida por Xi, marcando la muestra más fuerte de desafío público en su presidencia de una década y coincidiendo con sombrías cifras de crecimiento para la segunda economía mundial.

(Reporte de Eduardo Bautista; Editado en Español por Manuel Farías)