Xi Jinping pone límites a la construcción de los rascacielos “vanidosos” en China

·2  min de lectura
Una postal china de modernidad y tradición: los rascacielos y la celebración de un aniversario de Mao en la ciudad de Wuhan
Una postal china de modernidad y tradición: los rascacielos y la celebración de un aniversario de Mao en la ciudad de Wuhan

Con el objetivo de poner fin al exceso de proyectos de vanidad política, el gobierno de Xi Jinping restringió la construcción de edificios de gran altura en las ciudades más pequeñas del país.

Es que China alberga varios de los edificios más altos del mundo -entre ellos, la Torre Shanghai, de 128 pisos y 632 metros de altura-, y crecen los cuestionamientos sobre la necesidad de que en las ciudades menos densas se insista en construir rascacielos, los cuales, en muchas ocasiones, suelen hacerse por vanidad de los gobiernos locales y no por practicidad, según constataron en el medio BBC News.

Lo abandonaron en la basura cuando era bebé y ahora es un millonario tecnológico

Bajo este contexto, el Ministerio de Vivienda y Desarrollo Urbano-Rural de China y el Ministerio de Gestión de Emergencias determinaron recientemente que las ciudades con menos de tres millones de habitantes no podrán construir edificios de más de 150 metros. Para hacerlo, deberán solicitar exenciones especiales.

Así se verá el complejo Raffles City Chongqing cuando esté terminado
Así se verá el complejo Raffles City Chongqing cuando esté terminado


El complejo Raffles City (en la punta de la península), ubicado en la región central de Chongqing, tiene dos torres que alcanzan los 354 metros de altura

En las ciudades con más de tres millones de habitantes, por su parte, la altura de construcción estará restringida a 250 metros y habrá excepciones para llegar al doble de aquella altura, pero los 500 metros -un límite que se impuso desde hace tiempo- no podrán superarse.

Con las nuevas normas, las autoridades de las pequeñas ciudades serán responsables de verificar la estructura, los cimientos, la energía, el suministro de agua y gas, la resistencia a los terremotos y demás variables de las edificaciones, así como realizar inspecciones regulares en los rascacielos que fueron construidos con antelación.

Caso Daniel Cipolat: la autopsia del gurú argentino enterrado en el jardín de su asistente en Cancún revela que fue asesinado

La reglamentación dispone, además, que aquellos gobiernos que aprueben proyectos que violen estas condiciones serán sujetos a “responsabilidad de por vida”, indicaron en el medio internacional World Construction, especializado en asuntos de construcción.

A principios de este año, Xi Jinping ya había tomado cartas en materia constructiva y había decidido prohibir la “arquitectura extraña”.

Guangzhou Circle, en China
Shutterstock


El gobierno de Xi Jinping decretó, en abril de este año, que no se podrían construir más edificios "raros" ni "feos" (Shutterstock/)

“Estamos en una etapa en la que la gente es demasiado impetuosa y ansiosa por producir algo que realmente pueda pasar a la historia”, había declarado al South China Morning Post el subdirector de la facultad de Arquitectura y Planificación Urbana de la Universidad de Tongji (Shangai), Zhang Shangwu.

“Cada edificio tiene como objetivo ser un hito, y los desarrolladores y planificadores intentan lograr este objetivo yendo a extremos de novedad y extrañeza”, agregó Shangwu, en abril.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.