Xóchitl Gálvez llama a apoyar a damnificados de "Otis"

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 25 (EL UNIVERSAL).- La senadora Xóchitl Gálvez Ruiz propuso la creación de un fideicomiso para la reconstrucción de Guerrero, luego de la devastación generada por el huracán "Otis" en Acapulco y otras zonas de esa entidad.

Al hablar a nombre del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN), durante la sesión del Pleno en el Senado, la virtual candidata presidencial de la alianza opositora llamó a apoyar la reconstrucción de hogares, clínicas, escuelas, alumbrado público, calles, caminos y carreteras, al advertir que "esto no se logra con buenas intenciones, se logra destinando recursos".

"Si ponemos un dólar adicional al precio del petróleo, que hoy lo están considerando en 57 dólares y que de manera comercial está a más de 90 dólares, podríamos aportarle a Guerrero 13 mil 500 millones de pesos", explicó.

La legisladora panista criticó lo que consideró una actuación tardía y errática del gobierno federal.

"Al gobierno federal le toca ponerse las pilas, trabajar en serio. Guerrero no se va a levantar solo, necesita nuestra ayuda. El gobierno federal sabía con anticipación que esto ocurriría y no se preparó lo suficiente. Que no haya comunicación comercial es entendible, pero es inaceptable que el gobierno federal no tenga la capacidad para establecer comunicación de emergencia de manera inmediata en un lugar que está a menos de cinco horas de la Ciudad de México. Eso, no sé ustedes, pero es dejar a los guerrerenses a la buena de Dios", recriminó.

"Todas las instituciones del gobierno federal debieron estar allá (Acapulco) para atender la emergencia de manera preventiva, existen protocolos para atender este tipo de fenómenos, un gobierno debe estar preparado para estas situaciones, sobre todo cuando somos un país que está siempre al acecho de los desastres naturales, además están obligados a demostrar que el programa por el que eliminaron al Fonden es mucho mejor", enfatizó.

Xóchitl Gálvez exhortó a las autoridades de los distintos niveles de gobierno y poderes de la Unión a rescatar a Guerrero, pues "la naturaleza y el cambio climático no perdonan y no saben de izquierdas o derechas; es tiempo de hacer cosas juntos y hacerlas de manera eficiente por el bien de todos".

Dijo que Acapulco está en un momento de crisis humanitaria, y si en algún momento la solidaridad de las y los mexicanos debe reaparecer es ahora.

"Los centros de acopio y el envío de víveres no pueden hacerse esperar, lo que nos toca a los mexicanos es mandar toda la ayuda humanitaria posible, tenemos que apoyar a un destino turístico y a sus habitantes que tantas alegrías y satisfacciones nos han dado", expresó.