Wuhan y el virus que cambió el mundo

Álvaro Montano Rubio
Wuhan y el virus que cambió el mundo

Hoy se sabe que el virus respiratorio que trae a todo el mundo de cabeza y con una gran incertidumbre, empezó con un reporte de neumonía de causa desconocida el 1 de diciembre del 2019, cuando un grupo de personas relacionadas con el mercado mayoristas de mariscos de Wuhan, llegaron enfermos a los hospitales de dicha ciudad. En este gran mercado se venden hasta animales exóticos vivos, entre ellos murciélagos, civetas, marmotas, la cobra china y varios tipos de víboras venenosas. Se dice que la enfermedad nació por una sopa de murciélago que comió una persona, luego empezó a contagiar a otras por transmisión directa como tos, estornudos, saliva y contacto directo. Sin embargo, los epidemiólogos aún no están muy seguros de ellos, lo que si saben es que el brote inició en ese mercado.
Muchos quizá no sepan, pero Wuhan tiene una relación importante con nuestra ciudad de Tijuana, ya que en 2012 ambas se convirtieron en ciudades hermanas. Conocida como ‘’el Chicago de China’’, Wuhan es la capital provincia de Hubei. Es una ciudad importante de aproximadamente 11 millones de personas, ubicada en China central, por su ubicación es considerada un punto de conexión para el resto de las ciudades grandes de ese país, cuenta con aeropuertos, trenes, carreteras y autopistas, es una ciudad industrial grande y punto neurálgico para la distribución de mercancías en China.
Wuhan, la 7a ciudad más importante de la tierra del dragón, también se le conoce como ‘’la olla de China’’ ya que en una época del año hace mucho calor.
Hace unos días platicando con unos amigos, me decían que no podían creer que fuera un virus que tuviera en la lona la economía mundial, paralizadas muchas ciudades importantes y países enteros, cualquiera pensaría que sería una guerra, Trump o algún otro gobernante tomando una mala decisión, pero fue un virus el que nos aclaró lo vulnerable que es el ser humano en pleno Siglo XXI. Otro dijo que lo ocurrido es un mensaje de Dios para que el mundo se pause, reflexione y detenga el hombre su carrera materialista. Dijo que es necesario cambiar nuestra forma de vida, ya que muchos trabajan demasiado para tener quien sabe que, agregando que es tiempo de regresar a lo básico, a estar con la familia y disfrutarla. Insistió en la participación de Dios, como ser superior, en virtud de que este virus respiratorio no ha afectado a niños, porque ellos son inocentes.
Les decía que pareciera que estamos viviendo una especie de película de suspenso y rápidamente me contestaron, más bien de terror. Lo que sí es cierto es que, desde principios de marzo las medidas tomadas por las autoridades y la iniciativa privada de occidente ha ido en aumento, veamos: la NBA suspendió su temporada; Disneylandia cerró sus puertas, le siguieron otros parques de diversión; todas las ligas deportivas del mundo suspendieron actividades; Estados Unidos prohibió los vuelos provenientes de Europa y Asia; Las Vegas cerró sus casinos; California decretó estado de emergencia y ordenó el cierre de bares, centros comerciales, canceló conciertos y eventos masivos, restaurantes solo pueden vender comida para llevar; España, Francia, Italia en cuarentena total; algunos países europeos cerraron sus fronteras; la Suprema Corte de Justicia y juzgados en México suspendieron actividades; el cruce en la frontera de Estados Unidos ha sido restringido para ciertos casos; entre muchas otras.
El esparcimiento de esta nueva cepa del virus conocida como COVID 19 se dio rápido, por tal razón, el 11 de marzo del 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) elevó la contingencia a nivel Pandemia por el alto número de personas infectadas (118,000) y muertes (4, 291) en 114 países del mundo, el día de hoy esos números han subido alarmantemente.
Me tocó leer el comentario de un investigador de Harvard, quien afirmó que el 70% de la humanidad se va a contagiar, Angela Merker de Alemania, declaró que ⅔ partes de la población alemana será infectada y, el pasado 29 de marzo, Gavin Newsom, gobernador de California, dijo que 22.5 millones de californianos (la mitad de la población) tendrán el virus en un periodo de 8 semanas. Esperemos que se equivoquen. Lo que también dijeron es que es una buena parte de ellos no se darán cuenta que están contagiados, ya que son personas jóvenes, bien alimentadas y su organismo no permitirá que el virus se desarrolle, sin embargo, serán portadores. Muchos otros se van a recuperar y serán inmunes al coronavirus. Los adultos mayores son las vulnerables porque se les complica con otras enfermedades o bien, tienen sus defensas bajas.
A diario a ti y a mi nos llegan por las redes sociales un buen de información, videos, mensajes de este tema y muchos memes, lo que demuestra el gran ingenio mexicano de hacerle broma a todo y a todos.
Pero creo que es importante que nos demos un tiempo para leer un poco acerca del patógeno conocido como CORONAVIRUS. Debemos hacer conciencia con los hijos que estamos ante una situación muy delicada, por lo que es mejor aislarnos por un tiempo, quedarnos en casa, comer frutas, verduras, tomar vitamina C y seguir las indicaciones de los que saben del tema.
La humanidad va a salir de esta, pero aún no sabemos cuándo ni cómo, si faltan semanas o meses, ¿si habrá desabasto de productos en las tiendas?, estamos en pleno Siglo XXI con toda la tecnología de nuestro lado, y, aún así, no se ha desarrollado una vacuna para contrarrestar el virus. Tampoco se sabe cómo quedará el peso frente al dólar y en sí, toda la situación económica mundial, lo que sí sabemos es que todos debemos de cambiar ‘’el chip’’, lo jóvenes ‘’millennial’ practicar la paciencia y, desde hoy, ser todos más humanos y mejores habitantes del planeta.
Álvaro Montano Rubio es autor del libro “Welcome To Tijuana”