Wisin y Yandel enloquecen a la CDMX en su fiesta de despedida

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 26 (EL UNIVERSAL).- El primer concierto de despedida en la capital mexicana del todavía dueto Wisin y Yandel resultó ser dinamita pura ante los miles de fanáticos que llenaron en su totalidad la Arena Ciudad de México, la noche de este jueves.

Desde el primer segundo que aparecieron los ídolos musicales en el escenario a las 22:05 horas, los jóvenes entre los 20 y 40 años no pudieron ocultar la admiración hacia ellos.

Las luces del inmueble de Azcapotzalco se apagaron y un grito ensordecedor de los fans retumbó por todos lados, mientras iniciaba este show que forma parte de La Última Misión World Tour.

Al instante destellos de fuego "incendiaron" el entarimado, junto con pirotécnia, mientras que los puertorriqueños recibían ovaciones de sus seguidores que se levantaron de sus asientos para bailar sin parar durante el tiempo que duró el concierto.

El recinto se convirtió en una máquina del tiempo que se trasladó hacia el principio de la década de los años 2000, época en el que estuvieron de moda hits como "Abusadora", "Sexy movimiento", las cuales formaron parte de este recital.

Con todo el flow los anfitriones supieron seducir a los presentes con una energía que los caracteriza en un setlist que en su mayoría inyectó ganas de bailar a todos, aunque una que otra rola fueron más tranquilas y románticas en donde las parejas se abrazaban aún más.

"No esperaba ver a tanta gente, así que estoy muy agradecido", declaró Yandel, mientras que Wisin dijo que esto se convirtió en una discoteca gigante y consideró que es una bendición cantar en este país "hace mucho tiempo para nosotros era un sueño poder conquistar una tierra como México, somos afortunados por recibir tanto cariño, gracias por la oportunidad".

Algunos chavos aprovechaban los momentos menos movidos para comprar alguna cerveza, tomarse alguna selfie o ir al baño.

Hubo otros presentes que nunca despegaron sus ojos del escenario en temas como "Pam pam", "Mírala bien" y aunque todavía continúa la pandemia de Covid-19 prácticamente nadie portó cubrebocas excepto el personal de seguridad.

Hubo canciones que se las dedicaron únicamente a las mujeres como "Hipnotízame", otras tantas a México en general como por ejemplo "Besos mojados", en el que muchos subieron sus celulares para grabar algunos segundos en video.

Con lentes oscuros, ambos artistas dieron rienda suelta a su talento con el que llenaron de euforia a su séquito que no paró de cantar a todo pulmón y mover sus caderas, mientras que algunos alzaban sus brazos en temas como "Noche de sexo" y "Pegao".

A nadie le importó que el espectáculo comenzara 65 minutos más tarde de lo programado, incluso las filas demasiado extensas que hubo para entrar no fueron impedimento para que el ánimo de los fans disminuyera, al contrario, todos los fanáticos, ya sea en gradas o en la pista en general estuvieron con toda la actitud y sed de rumba que pudieron saciar a lo largo de más de una veintena de canciones.

"La siguiente canción se la dedicamos a todas las princesas hermosas que están aquí", dijo Wisin antes de "Si supieras".

Velada especial

Antes de "El teléfono" los vocalistas pidieron a su gente que encendieran las luces de sus celulares y los alzaran lo más alto que pudieran.

"Impresionante lo que está pasando esta noche", dijo Wisin 63 minutos después de haber iniciado este concierto, previo al tema "Llamé pa´verte (Bailando sexy)".

Yandel expresó que estaba dispuesto a darle un beso a alguna fan mexicana sólo si alguna quisiera, lo cual enloqueció a las chicas.

El ritmo acelerado del tema "Mayor que usted" fue dedicado a las mayores de 30 años y el perreo siguió con los temas "Noche de entierro" y "Permítame", en este último les aventaron un peluche del Dr. Simi.

Esta fiesta se repetirá este viernes en la segunda y última fecha que tendrá la dupla en este recinto al norte de la ciudad, antes de que la dupla se disuelva y trabajen de forma separada.

"Gracias por tantos años de cariño, es un honor para nosotros, llegó el momento de hacer historia", dijeron los artistas antes de cerrar con broche de oro con "Algo que me gusta de ti".