William Dau: Cartagena necesita sacudirse de la corrupción y la pobreza

Agencia EFE

Cartagena (Colombia), 31 dic (EFE).- El abogado William Dau asumirá este 1 de enero la Alcaldía de Cartagena de Indias pero ya revolucionó la ciudad con su cruzada contra la corrupción y la pobreza con la que aspira a devolver el orden a una de las urbes más importantes de Colombia.

Dau, de 68 años, era desconocido para la mayoría de cartageneros hasta que hace unos meses decidió regresar de Nueva York, donde vivió los últimos 15 años, para disputar la Alcaldía de la ciudad, que ganó a pulso y contra todo pronóstico, derrotando a la maquinaria de la clase política tradicional.

"Mi programa de gobierno tiene dos pilares: uno, acabar con la corrupción, y el otro, acabar con la pobreza absoluta", dijo Dau en una entrevista con Efe en la que aseguró que "la corrupción es la madre de todos los problemas que aquejan a Cartagena", ciudad de más de un millón de habitantes y meca del turismo en Colombia.

GUERRA A LOS MALANDRINES

El alcalde electo, que dirige una veeduría ciudadana llamada "Salvemos Cartagena", comenzó por denunciar con nombre propio a quienes considera corruptos, a los que llama "malandrines", y prefirió ser encarcelado antes que retractarse de sus acusaciones.

Con su particular estilo, cercano al pueblo, anunció que su acto de posesión se hará en uno de los barrios más pobres y peligrosos de Cartagena y que su equipo de gobierno lo escogió con base en la "meritocracia".

Con ello busca recuperar económica y socialmente a Cartagena, una de las ciudades más desiguales de Colombia, con altísimos índices de pobreza y un desgobierno que se refleja en la cifra de once alcaldes que tuvo en los últimos ocho años.

Dau opina que décadas de corrupción política se metieron de tal forma en el ADN de los cartageneros que estos habían "perdido la esperanza de volver a tener un gobernante honesto".

Pero así como hay quienes celebran el cambio, también están sus opositores, derrotados en las urnas, que califican la elección de Dau como "un salto al vacío".

SEGUNDA INDEPENDENCIA

Dau considera que su llegada a la Alcaldía "es una segunda independencia porque rompimos las cadenas de la corrupción, de los malos gobiernos, de la gente que venía robándose a Cartagena durante décadas, durante generaciones".

"La pobreza, la desigualdad, la falta de salud, la falta de educación, de seguridad, de movilidad, todo es producto de la corrupción que se lleva el 70 % del presupuesto público", agregó.

Por eso afirma que desde el primer día atacará la corrupción y la pobreza "porque Cartagena está sentada encima de un polvorín que en cualquier momento puede estallar y (de suceder eso) se arma una revolución sangrienta porque el pueblo ya no aguanta más hambre, ya no aguanta más desigualdad".

Su plan de choque consiste en invertir "en los barrios más pobres y vulnerables de Cartagena (...) porque lo que hay es mano de obra buscando empleo".

CIUDAD QUEBRADA

Dau asegura que el presupuesto de Cartagena está en un estado tan lamentable que para su posesión no hay ni un solo peso porque "se rasparon la olla (...) y luego se llevaron la olla".

"Voy a encontrar las cuentas embargadas, todas las propiedades y acciones que tiene el Distrito de Cartagena en diferentes entidades ya están embargadas, una cantidad de procesos penales", dijo.

Según declaró, todo hace parte de una estrategia para no dejarlo gobernar: "ya los malandrines lo han dicho, ellos lo dicen de frente, ellos tienen como propósito que yo no dure más de tres meses en el poder", pero asegura que Cartagena no volverá a caer en el limbo político porque él sí va a completar su periodo de cuatro años.

HORA DEL CAMBIO

La elección de Dau, el pasado 27 de octubre, fue el resultado de una campaña diferente, por medio de las redes sociales, que tuvo eco entre la gente cansada del desgobierno.

En respuesta a ese voto de confianza optó por la "meritocracia" para elegir a su equipo, proceso que "ha sido con total transparencia y de cara al pueblo", por medio de una empresa cazatalentos.

Entre quienes ocuparán altos cargos en su administración están una joven afrodescendiente oriunda del pueblo negro de San Basilio de Palenque, una profesora de colegio, una gestora cultural y un coronel retirado de la Policía Nacional.

Destacó el caso de Cynthia Pérez, que viene de un barrio pobre, fue su gerente de campaña y quien hará las veces de primera dama ya que Dau es divorciado.

"Es una señora sumamente trabajadora, inteligente, ella tiene la astucia y el conocimiento de la calle que a mí me falta", afirma.

Fiel al estilo que quiere imponer, Dau tomará posesión en la Vía Perimetral, junto a uno de los mayores cinturones de pobreza extrema de Cartagena, un barrio "donde las casas son de madera y otras tienen las paredes hechas con bolsas de plástico y los techos en hojas de zinc".

Ricardo Maldonado Rozo

(c) Agencia EFE