Will “Owen Wilson” Zalatoris, el debutante del Masters que sorprende con su juego y su parecido con el actor

Alejo Miranda
·4  min de lectura
Will Zalatoris de los Estados Unidos realiza putts en el green 18 durante la segunda ronda del Masters en Augusta National Golf Club
afp

Cuando le preguntaron si ya le habían dicho que se parecía a Owen Wilson, respondió con una imitación digna de un Oscar. “Wow”, dijo, emulando el latiguillo del actor de Medianoche en París. Will Zalatoris tiene asegurada una carrera en Hollywood como actor de reparto, pero mientras tanto se conforma con impulsar su carrera como golfista profesional. Mal no empezó: en su debut en el Masters, iniciará el fin de semana a un golpe de la punta.

La actuación del joven norteamericano de 24 años, en su primera temporada con exención para jugar el PGA Tour, contrastó con las sorpresivas eliminaciones de varios candidatos que no pasaron el corte. El campeón defensor Dustin Johnson estuvo desconocido. El norirlandés Rory McIlroy prolongó su mal momento. Brooks Koepka evidenció no estar recuperado de la operación en la rodilla. Lee Westwood falló en capitalizar el envión anímico de los últimos dos meses. Los ex campeones Sergio García, Danny Willett y Zach Jonshon también se despidieron prematuramente.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El viernes Augusta National amaneció con los fairways regados y más receptivos. Hasta lucían algo menos amarillentos. No obstante, el puntero de los primeros 18 hoyos no pudo capitalizar la ventaja de cuatro golpes ni el hecho de jugar por la mañana. Se recuperó en la vuelta para firmar par de cancha, lo que permitió que un buen número de jugadores se arrimara a la punta y le pusiera picante al desenlace.

El émulo de Owen Wilson terminó +1 los primeros nueve hoyos pero se destapó en la vuelta con cinco birdies, incluidos tres seguidos para cerrar la jornada, y hoy saldrá en el último emparejamiento junto a Rose. Zalatoris se ganó la tarjeta del Tour a través del Korn Ferry Tour e hizo su presentación en sociedad con un sexto puesto en el US Open en septiembre, el primer certamen de la temporada 2020/21. Desde entonces acumuló otros cuatro Top10.

Si Woo Kim, el coreano que rompió el putter en un ataque de furia y tuvo que improvisar con una madera en el green en los últimos hoyos

“La primera vez que pisé esta cancha fue en 2005, cuando tenía ocho años, y vi a Tiger Woods acertar un putt de 12 metros”, contó Zalatoris, que admitió que luego de un año y medio malo en la Universidad dudó si convertirse en profesional. “Todos tienen momentos buenos y malos. Estoy orgulloso de mi perseverancia, que es lo que me trajo hasta aquí.”

El único en ganar el Masters en su primera aparición, sin contar los triunfos de Horton Smith y Gene Sarazen en las dos primeras realizaciones del certamen, fue Fuzzy Zoeller, en 1979.

Will Zalatoris de los Estados Unidos realiza putts en el green 18 durante la segunda ronda del Masters en Augusta National Golf Club
afp


Will Zalatoris se ilusiona a un golpe de la punta en el Masters (afp/)

Otro que se acomodó a uno de Rose y es Brian Harman, con una segunda vuelta consecutiva de 69. Más atrás empezaron a amontonarse algunos de los favoritos: Jordan Spieth (-5), Justin Thomas e Hideki Matsuyama (-4). La vuelta del día fue para el austríaco Bernd Wiesberger y el norteamericano Tony Finau, que con 66 se pusieron también en -4. Bryson DeChambeau se recuperó de una mala primera vuelta y con 67 llegó a -1 y vuelve a estar en la contienda.

Entre los que marchan cuartos con -4 también aparece el coreano Si Woo Kim. Frustrado por un mal tiro en el 15, golpeó su putter contra el piso tan fuerte que se dobló y quedó inutilizable. Como no es posible reemplazar un palo durante la vuelta, excepto por una situación accidental, debió jugar los últimos cuatro hoyos con una madera 3 arriba del green. Lo más llamativo es que hizo todos pares y se mantiene bien arriba en la pelea.

“Fue por frustración, no fue a propósito. Creo que puedo controlar mejor la pelota sobre estos greens duros con una madera que con un wedge. No tengo otro putter”, dijo el campeón del Players 2017, que seguramente recibirá uno nuevo para dar pelea hoy.

En la parte baja del tablero también ocurrieron historias dignas de un Masters. Phil Mickelson probó su vigencia y firmó par de cancha para pasar el corte (quedó en +3), aunque lo más emotivo del día llegó de la mano del dos veces campeón del Masters José María Olazábal (1994 y 1999). En el día en que el español Severiano Ballesteros habría cumplido 64 años, su compatriota vuelve a estar el fin de semana en un major, algo que no lograba desde 2014, también en Augusta National.

“Es como haber ganado”, bromeó Olazábal en la conferencia de prensa, más distendido que en la entrevista televisiva donde se emocionó casi hasta las lágrimas. “Las condiciones de la cancha, firme y rápida, me recordaron a cómo eran en los 80 y los 90. Me sentí muy bien, relajado, estos dos días fueron especiales. Hace muchos años que no pasaba el corte”. Olazábal, de 55 años, hizo cuatro birdies en los últimos 10 hoyos para firmar 71, +2 en total.

Augusta National se tornó más amigable, Rose se estancó, los candidatos se acercaron. Se viene un gran fin de semana de Masters.