Internet, inteligencia artificial y big data, las herramientas tecnológicas que buscan mejorar el subte porteño

Leandro Africano

Más del 80 por ciento de los pasajeros del subterráneo están conectados, una característica que permite desarrollar diversos servicios de análisis de big data para mejorar la frecuencia y las combinaciones

Aproximadamente 28 millones de pasajeros utilizan los subterráneos de Buenos Aires. Cada usuario sabe cuáles son y dónde deben hacerse las mejoras para tener un servicio de calidad, pero seguramente no sepa cómo llevarlas a cabo. Ese fue uno de los objetivos con el que llegó días atrás a Buenos Aires directo desde Frankurt el argentino Carlos Forlenza, gerente de proyectos de Inteligencia Artificial con tecnología Big-Data en Deutsche Bahn, operadora de los ferrocarriles y buses alemanes que transporta 7,4 millones de pasajeros por día. Además, es asistente técnico de Metrovías en la licitación por el Subte de Buenos Aires que se define este 2019.

En diálogo con LA NACION Forlenza explicó que su trabajo es dirigir una "usina de producción tecnológica" enfocada en el servicio de trenes y subterráneos. Y agregó: "Gran parte de nuestro trabajo es entregar cada 15 días una solución, una mejora o una nueva versión de una tecnología ya implementada".

Experto en digitalización y especialista en inteligencia artificial aplicada al transporte, este licenciado en Relaciones Internacionales con más de 30 años de experiencia europea en los servicios de transporte, asegura con optimismo que muchas de las innovaciones que hoy están en funcionamiento en la red de transporte de Alemania, pueden implementarse en Buenos Aires, con un rápido impacto en la experiencia de viaje del usuario.

Entre el 80 y el 90 por ciento de los pasajeros viajen conectados a Internet con su smartphones, eso nos permite desplegar un sinnúmero de servicios en el subte porteñoCarlos Forlenza, gerente de proyectos de tecnología de Deutsche Bahn

En su recorrida por la líneas de subterráneos para diagnosticas las prioridades y las posibilidades de implementación de nuevas tecnologías, Forlenza sostuvo que los pasajeros porteños tienen una cualidad que se puede ser bien aprovechadas para diseñar algunas innovaciones: "entre el 80 y el 90 por ciento de los pasajeros viajen conectados a Internet con su smartphones, eso nos permite desplegar un sinnúmero de servicios relacionados con la puntualidad, el registro de demoras, la mejora en la frecuencia, la elección del mejor horarios para combinar líneas de subte, entre muchos otras posibilidad que pueden estar disponibles en una aplicación del celular ".

La estrategia que propone el especialista es simple: "instalar en todas las líneas de subterrráneos sensores que generen un gran caudal de información sobre el comportamiento y hábitos de los pasajeros, la frecuencia de los trenes, los motivos de demoras y generar pronósticos inteligentes al usuario para generar una nueva experiencia".

También seguridad

La posibilidad de aplicar inteligencia artificial y big data al servicio de subterráneos está cerca para Carlos Forlenza, que dirige el área de innovación de Deutsche Bahn, operadora de ferrocarriles alemanes y asesor de Metrovías en nuevas tecnologías

En lo inmediato, siempre según las palabras de Forlenza, se podría mejorar la puntualidad y anticipar el estado de la red de subtes según el horario en que el pasajero tienen que tomar el servicio. Además, la combinación de inteligencia artificial y big data puede volcar información en una aplicación, ya sea para usuarios frecuente o turistas, con las mejores opciones de combinación según el estado en tiempo real de la red.

Puertas adentro de la compañía operadora de los subterráneos, esta combinación de tecnología ofrece también información sobre el estado de las escaleras mecánicas, ascensores, molinetes, boleterías y vagones para identificar algún inconveniente y enviar una cuadrilla para resolverlo o bien para realizar un mantenimiento preventivo. "Toda la información que reúna en sistema de big data e inteligencia artificial, tienen impacto sobre una mejora en la calidad del servicio", asegura Forlenza.

Pero la tecnología también podría ayudar a mejorar la seguridad de los pasajeros de los subterráneos, un tema que siempre es noticia para los usuarios. En Europa se han implementado diferentes tecnologías que permiten el monitoreo de alta precisión de lo que se sucede en las estaciones. Con la instalación de cámaras y un software desarrollado especialmente, se puede hacer el seguimiento de, por ejemplo, una mochila de un usuario, conocer su recorrido y eventualmente verificar si fue sustraída en qué tramo del recorrido. "También se puede identificar si hay un bulto no acompañado y si eso representa una amenaza para los pasajeros", apuntó el especialista.

Desde hace 10 años Forlenza es el Director Ejecutivo del Instituto Europeo de Capital Social (European Institute of Social Capital -EISC-) organismo que se ha convertido en el especialista en digitalización, inteligencia artificial, gestión de la innovación, transformación digital y de recursos humanos en todo el mundo.

Como director de este centro, Forlenza monitorea las investigaciones y proyectos que se llevan a cabo en materia de inteligencia artificial, procesos de gestión de cambio, transformación e innovación en los planos digitales y de recursos humanos, entre otros. Asimismo, realiza la dirección y coaching de los equipos de trabajo del EISC con un enfoque de gestión basado en el nexo entre el sector de IT y otros departamentos de las empresas con el objetivo de implementar soluciones efectivas e identificar problemas.

Desde esa experiencia el argentino radicado en Alemania propone una profunda digitalización de todas las operaciones de las cinco líneas de subterráneos para proporcionar una abundante caudal de información que permita gestionar de manera más eficientes y con mejor calidad del servicio para los usuarios. "La tecnología aplicada a los sistemas de transporte redunda en una mejora de la calidad del viaje, de eso no hay dudas. Tenemos operaciones en Alemania, Brasil, Estados Unidos, Singapure, Arabia y muchos otros países y en todos los casos la información previa que reunimos con la implementación de Big data y luego la combinación con Inteligencia artificial nos ha permitido hacer una experiencia de viaje superior", sentencia Forlenza.