Waterloo rememora su batalla con la mayor recreación desde 2015

Waterloo (Bélgica), 18 jun (EFE).- Más de 2.000 personajes, 100 caballos y unos 25 cañones formarán parte de los actos conmemorativos del 207 aniversario de la batalla de Waterloo, en lo que será la mayor recreación desde el 2015, cuando se cumplieron 200 años.

En ella, los visitantes podrán retroceder en el tiempo hasta 1815 y descubrir cómo era la vida de los soldados en los vivacs, una especie de campamentos improvisados, así como adentrarse en los trabajos de los habitantes de un pueblo de aquella época.

La recreación, que durará todo el fin de semana, vivirá su punto álgido el sábado por la noche y el domingo por la mañana, cuando los actores reproducirán los combates de la Colina del León, en la que los soldados británicos consiguieron imponerse a los franceses pese a la superioridad militar de los segundos.

Además, en esta edición, también se realizarán visitas guiadas a los vivacs, demostraciones de atención a heridos, talleres de lectura de mapas, maniobras de tiro, espectáculos de magia del siglo XIX, lectura de cartas de tarot o talleres de artesanía para fabricar perfumes y cestos de mimbre, entre otras actividades.

Cada cinco años, los organizadores redoblan su apuesta y ofrecen mayores espectáculos y nuevos talleres y eventos, aunque en 2020 la pandemia de covid-19 impidió que la recreación tuviera el brillo que le correspondía.

Una vez que se han levantado todas las restricciones frente al coronavirus, la recreación de este año será la más importante desde 2015, cuando se cumplieron 200 años de la batalla de Waterloo, y, además, el Duque de Wellington será interpretado por un nuevo actor, el británico Richard Johnson.

Johnson, que ha sido entrenado por el actor que dio vida a su mismo personaje en 2015, también ejerce como bombero en Reino Unido y reconoció estar "nervioso", aunque consideró que es "un gran honor" que le hayan pedido que ejerza ese papel.

"Son más de 1.000 artistas los que van a estar aquí. Van a tener una actuación fantástica. Estos chicos están muy apasionados y muy orgullosos. La implicación con el equipo y la comunidad ha sido enorme. Va a ser sin duda muy emocionante de ver", dijo el propio Johnson.

Según explican desde la organización, recreaciones de este tipo, tan numerosas, requieren todo un año de preparación, aunque los últimos cuatro o cinco meses son especialmente intensos.

"Aquí puedes verdaderamente adentrarte en la historia y disfrutar de cómo se involucra la gente. Puedes hablar con ellos y pasar un buen rato", señaló el británico sobre el elenco de actores, entre los que destaca Klaus Beckert, un alemán de 85 años que actúa como el mariscal de campo Blücher y que tiene una trayectoria a sus espaldas en esta recreación.

Quien sí repetirá como protagonista principal es Mark Schneider, un actor e historiador estadounidense, de madre francesa, que desde 2015 interpreta a Napoleón Bonaparte, una de las figuras históricas que más le interesan.

"Soy historiador de Napoleón y de los siglos XVIII y XIX, de la historia militar. Me interesa mucho la parte de Napoleón, los reyes, las reinas, los uniformes... Y también soy actor. Me divierte. En Virginia hago el papel de Marqués de la Fayette. Es teatro e historia juntos", comentó Schneider.

Las entradas están disponible solo a través de la página web del evento y oscilan entre los 15 y los 45 euros, en función del asiento desde el que se ve el espectáculo.

El paquete que ofrece visitas a los vivacs y a diferentes lugares, como granjas o museos, oscila entre los 12 y los 25 euros, aunque los menores de 10 años entran gratis en todos los casos.

Alberto Quero

(c) Agencia EFE