Washington y Bruselas llaman a la calma en Kosovo y piden "juicios justos"

Washington, 28 dic (EFE).- Estados Unidos y la Unión Europea pidieron este miércoles "moderación máxima en Kosovo", donde una minoría serbia que no reconoce la autoridad del Gobierno mantiene bloqueos de carreteras, y avisaron de que se deben respetar "las garantías de juicios justos".

En un comunicado, el viceportavoz del Departamento de Estado estadounidense, Vedant Patel, y la portavoz del alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Nabila Massrali, recordaron que ambas potencias pueden supervisar el respeto a los derechos humanos en el territorio a través de la misión europea Eulex.

"Esto incluye particularmente las garantías de juicios justos, así como la protección y el tratamiento igualitario de las comunidades minoritarias", dijeron.

También agradecieron las garantías de los líderes kosovares de que no existen listas de serbokosovares para ser arrestados o procesados por desarrollar protestas pacíficas e instalar barricadas.

En el norte de Kosovo, donde los serbios locales mantienen los bloqueos de carreteras desde el pasado día 10, crecen las tensiones por la elevación de alerta del Ejército de Serbia y las amenazas de Pristina de eliminar a la fuerza las barricadas.

Durante la noche del 26 de diciembre, los serbios instalaron otros dos bloqueos, esta vez en la dividida ciudad de Mitrovica, una de las cuatro localidades donde se concentra la minoría serbia en el norte del territorio, limítrofe con Serbia.

Una frágil situación de seguridad reina en la zona, donde en la noche del domingo se registraron disparos, aunque hasta el momento se desconocen detalles.

Serbia ha puesto a su Ejército en el máximo nivel de alerta de combate ante las crecientes tensiones, después de responsabilizar al Gobierno kosovar de la escalada en torno a las protestas.

Pristina advierte de que si la misión KFOR de la OTAN no elimina el bloqueo de las carreteras lo harán sus agentes en los próximos días.

Kosovo, poblada mayoritariamente por albaneses étnicos, se independizó unilateralmente de Serbia en 2008, diez años después de la guerra entre la guerrilla independentista y las fuerzas de Belgrado, y de la intervención de la OTAN para acabar con la represión serbia en la región.

Serbia no reconoce la independencia del territorio.

(c) Agencia EFE